06 Ago 2021

103. POESÍA VENEZOLANA. JACQUELINE GOLDBERG

-07 Nov 2020

 

NO ERES INÚTIL EN EL PAÍS DEL VIENTO

 

Cuando viajes, trata de llevar el corazón puesto.

EUGENIO MONTEJO

 

no es lo mismo

un banco que una banca

 

lo supe cuando empecé

a fotografiarlos en Iowa City

 

una banca

es un asiento de madera

sin respaldo

 

un banco

puede tener cualquier índole

respaldar o no

servir de mesa

con pies o amparos

 

eso apunta el diccionario

 

así que en mis fotos

hubo bancos

sólo bancos

 

de colores

de madera

de metal

 

regados por los jardines

pespunteando el río

 

retrataba por vez primera uno

cuando mi esposo llamó

 

había ocurrido un terremoto en Caracas

 

era el tercer día

de mis ochenta lejos

 

allá vi tormentas

un tornado

escarcha

ventarrones

la inundación

 

jamás tembló

 

 

el algoritmo de Instagram

ha de suponer que he enloquecido

 

me ofrece casas en Madrid

apartamentos en Reikiavik​

estancias en Wellington

 

propone brotes

mansos inviernos

 

es por mis búsquedas

mi desesperación

 

por estas páginas

que recomienzan cada día

que cuestionan pasadizos

que no van

 

 

no viajo los domingos

porque ya no hay periódicos qué desplegar

sobre los manteles del domingo

 

no queda tinta para recoger aguaceros

limpiar ventanas

 

—aquí—

 

el café sigue intacto

también la lupa

de pillar hostales con jardín

 

toda intensión de descanso

ha sido mutilada

 

el turismo de mis ensoñaciones

ha vuelto al siglo xvi

es ágrafo

melancólico

interiorano

 

 

aterricé en Maracaibo el día antes

de la muerte de mi padre

 

el año siguiente

en esa misma fecha

viajaba a Iowa

 

dos años después

ese preciso día

fui con las amigas al mar

 

tres años más tarde

era hábito en cautiverio

 

no escapo

 

agosto es el fondo

 

 

la bodega se llama

Del fin del mundo

 

me molesta la doble contracción

 

lo mencioné al propietario

—necia—

mientras caminábamos

por su precioso viñedo

en San Patricio del Chañar

al norte de la Patagonia argentina

 

dijo que temía convocar

nociones apocalípticas

 

eso fue hace mucho

 

el lenguaje es arena

se sabe

 

mis obsesiones pasan

cuando estoy lejos

o bebo vino

 

 

quién confiesa

sentirse aparte

incompleto

 

quién desmerece el viaje

 

quién remonta al oyente

 

 

la última vez

que Juan Sánchez Peláez telefoneó

hablamos largo sobre Jerusalén

 

un nieto suyo vivía allá

quería visitarlo

 

no tenía yo oficiosos temples

no restregaba piedras en mis ojos

 

pensé que nunca iríamos

 

releo al poeta

 

vuelvo a su énfasis

como lumbre

mandato

 

Narra la travesía, pierde el pudor

Tú no eres gajo, grumo ni silencio

Tú no eres inútil en el país del viento

 

 

Jacqueline Goldberg nació enMaracaibo, Venezuela, en 1966. Escritora y editora. Autora de libros de poesía, narrativa, ensayo, testimonio y literatura infantil. Doctora en Ciencias Sociales y Licenciada en Letras. En 2018 participó como escritora residente en el International Writing Program de la Universidad de Iowa. Su poesía está recogida en Verbos predadores. Poesía reunida 2006-1986 (2007), Ruido de clavículas (2019) y El libro de lo salvado (2020). Es cofundadora y gerente editorial de Fundación La Poeteca.

 



Compartir