19 Oct 2021

17. POESÍA CANARIA. PABLO ALEMÁN

-06 Feb 2021

 

GOLPEA LA LLUVIA

 

I.

 

Golpea la lluvia

en medio de la luz.

El alba siempre.

 

II.

 

El caracol

en su trazado lento

e imperturbable.

 

III.

 

No puedo ver

aquel nuevo horizonte.

Existe apenas.

 

IV.

 

Las gotas manchan

el cristal mientras dejan

toda su vida.

 

V.

 

La lluvia cesa.

Quizás el aire fresco

y algunos charcos.

 

Inédito

 

 

ATLAS DE LUCES

 

I.

 

Atlas de luces

que transcurren la noche

en quietud, solas.

 

II.

 

Nunca hubo cielo

ni tampoco paredes:

Solo la luna.

 

III.

 

Uno se encuentra con poemas que no emplean palabra alguna...

 

IV.

 

Y, de repente,

el sueño es menos sueño

en este trance.

 

V.

 

Algún lugar, cualquier paisaje, pero esta noche.

 

VI.

 

Y todo es luz,

aquí, en este suelo

de nubes negras.

 

Inédito

 

 

ESPEJOS

 

Contemplo la ira alzada 

entre dos mundos fluctuantes: 

 

Son los cruzados en la tierra

cuya semilla brota 

ante el hermético ser de metal.

 

Ambos comparten una fe melliza 

cada mañana –con el mismo sol

y el mismo libro extinguido.

 

Y al despuntar la tarde, 

todo se esconde

triste, con nuestros abuelos

mirando cómplices sus errores.

 

Y otro profano que transita perdido

exclama:

 

“Observo el tedio desde la mitad.”

 

De Aquel lejano lugar, Cartonera Island, 2015

 

 

SONIDOS DE METAL

 

La espada se forja,

 

araña el suelo y mira el horizonte;

y cuando nos brilla su hoja, temblamos 

con ojos oscuros de la imaginación;

 

y nos tantea la bolsa o la vida –de tierra–

cuando las vemos en nuestro prójimo:

 

No descolgamos nuestro fusil

contra la frente de la venganza.

 

“Parece que no hay fin

entre sonidos de metal, 

bajo la realidad más absoluta.” 

 

Fusil contra espada

y cuando golpean, 

son una misma verdad.

 

De Aquel lejano lugar, Cartonera Island, 2015

 

 

I.

 

El pétalo en el aire y el sol, de reojo,

rociando los pasillos de hojarasca

o de halos de colores deslizantes;

así ha de flamear la sutil luz

del entretiempo, antes de la bruma

y el frío de la muerte sin paisaje.

Así ha de surcar con titubeo

el pétalo en su caer acompasado.

no obstante, el terreno se descubre

efímero: no queda más que ver

el cielo con sus bordes sobre un firme

cristal donde se escancia en lentitud.

 

De Apenas en descenso, El Mercurio, colección “Faro de La Puntilla”, 2020

 

 

IV.

 

Apenas en descenso,

la mirada

enturbia cualquier sesgo en su descanso;

inventa mil principios sobre cómo

llegó todo un azul hasta el presente,

diluye su trayecto en transparencia

con trapos provenientes del pasado

y el ojo que procura darle nombre

se queda rezagado en el futuro.

Aún así, el pétalo hace caer

su propio alud,

apenas en descenso.

 

De Apenas en descenso, El Mercurio, colección “Faro de La Puntilla”, 2020

 

 

Pablo Sergio Alemán Falcón (Arucas, 1980) es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y profesor de Lengua Castellana y Literatura en el IES Lomo de La Herradura. Como filólogo ha coordinado algunos coloquios sobre literatura canaria a través de la iniciativa “Entre palabras” y ha participado como ponente en el I Congreso de Relaciones Internacionales entre Canarias y América. Como autor, sus textos han sido seleccionados en El barco de papel (Universalis), `Cuadernos de Humo’, Islas al Sur, Sin mar por medio (ambas de la ed. Plutonio), así como también en algunas revistas digitales como “Dragaria” y “Crear en Salamanca”. Ha publicado en solitario, Madera y metal (Idea, 2015) y Aquel lejano lugar (Cartonera Island, 2018) y Apenas en descenso (El Mercurio, Faro de La Puntilla, 2020). Colabora en el blog de reseñas literarias “El marcador de libros”.

 



Compartir