06 Ago 2021

203. POESÍA PERUANA. WILLIAM GUILLÉN PADILLA

-13 Mar 2021

MORFOLOGÍA

         

                   Imagi

                      nán

                          do

                               te

                                un          Homo

                                                sapiens

                                    en    mo

                                  nólogo     per

                                 petuo   un   mapa  de

                                cuerpo    entero    árboles

                                frutales    o    libros olvidados

                                  una   pata  de  porcino  un

                                    embudo una  mujer  des

                                     nuda desde sus cade

                                       ras sin más equi

                                       paje que su

                                        historia

                                        y geo

                                         gra

                                         f

                                           í

                                             a.

 

De Soliloquios de Homo sapien

 

 

PAÑUELO

 

Por aquí todavía

ala de paloma son los vientos.

 

Ternuras en el entendimiento

destrozan mis orejas.

Lecciones no aprehendidas

retengo.

 

Por aquí otra vez

mi viejo zapato

            mitad pez

            mitad durazno

caminando en aradura firme,

en su huella rajado

se me parece.

 

Nada ha cambiado

            o casi nada

la garza en su flacura

aún se lleva mi pañuelo.

 

Entre adiós y adiós

mis canciones se fueron,

contigo,

respiro-suspiro de mis montes.

 

De Soliloquios de Homo sapien

 

 

 CATARSIS NECESARIA

 

Mi tórax

                     huracán domado

duerme de lo más tranquilo

en cama de cactus

que niega habérselo tragado.

 

No soy como otros.

Espero atento

otra palabra tuya para sanarme,

o sepultarme.

 

Extiendo mis brazos.

Armonizo mis pasos.

El equilibrio:

elemental principio

de individual locura.

 

Salto y grito.

Espanto mis demonios.

Atisbo otras formas de amar.

 

Te llamo

                     en la distancia

                     que es un eco

solo para contarte

lo que a veces te he negado:

declárome

convicto y confeso

de haber vivido de mal modo,

siendo sombra de tu sombra:

viejo y acabado sauce de tu valle.

 

De Planetario astral

 

 

INFINITIVO

 

Contemplar el horizonte para sentir el viaje de la lluvia en su canoa de viento. Mirar las nubes agrupar sus ejércitos de algodones extensos. Sentir los corazones cual jinetes serenos sobre corceles de indomable fuego.

Contemplar. Mirar. Sentir.

Alabar el viento por ser alto cirujano y visionario conservador de vida. Agradecer el día por ser consejero paciente y meditabundo viajero. Cantar una alabanza a la vida por ser madre de todo palpitar.

Alabar. Agradecer. Cantar.

Sentir el suelo como alfombra sin otra magia que el reposo a tiempo. Hablar del mundo y su inicio que continúa en cada palma de la mano. Disfrutar de otro día bajo la mano sagrada del sol.

Vivir. Hablar. Disfrutar… Amar. 

 

De Memoria del Yo habitante

 

 

[ —— —— —... ]

 

Un humano escribió asustado

sobre una pared de piedra: 13-09-1989

Se refería al día, mes y año

primitiva forma de entender el tiempo

en que sobrevolamos Gaia.

Dijo a cuántos pudo

haber visto una inmensa esfera

            de colores indefinidos

rodeada de un halo luminoso

con una pequeña rabiza de puntos dorados.

Xarawi, anota tan bonito detalle –dijo Rubius,

supervisor de viajes.

Entonces pensé que era algo irrelevante,

igual fue registrado en la memoria colectiva.

Tiempo más tarde, la nieta de aquel humano

devino en ser luminoso,

en alguien especial para todos.

Nos ayudó a ver a Gaia de otro modo

y logró amarme en mi forma humana.

Pero, como toda mujer de origen incierto,

un buen día se fue sin más ni más

así se dice en humano.

Entonces, me quedé revisando poemas cuneiformes

y leyendo cuentos de sabiduría intrínseca

a plantas sanadoras, a minerales dadores de bien;

y, a veces, anotando la ruta de la nave nuestra

en pequeña libreta de hojas pardas

donde guardaba cauto lo que ella antes de irse anotó:

Ich liebe dich du wirst mir fehlen inch werde von dir träeumen und dir von meinen träeumen schreiben.

 

De Códice Xarawi

 

 

William Guillén Padilla (Perú, 1963). Su obra “Memoria del Yo Habitante” obtuvo el Premio «Libro de Poesía Breve» de Hipocampo Editores, Perú, 2010. Finalista en la XVI Bienal Internacional de Cuento «Premio Copé» de Petroperú, 2010; y Concurso Internacional de Microrrelatos «La Casa Vacía» de la Universidad Autónoma de Barcelona, 2012. Su obra “Fatum Inca” mereció el «Premio Internacional de Novela Contacto Latino», EE.UU., 2016. En 2018, el Gremio de Escritores de Perú le otorgó el Premio «Amauta». En 2020, la Fundación para la Promoción Artística y Cultural Rinconesarte Internacional le otorgó el Premio Iberoamericano "Nevado Solidario de Oro”.

 



Compartir