18 Oct 2021

ESSENTIAL HISPANIC POETRY READINGS DOSSIER. TERESA CALDERÓN

-03 Abr 2021

  

ESSENTIAL HISPANIC POETRY READINGS DOSSIER

FIRST SERIES

 TERESA CALDERÓN

 

MUJERES DEL MUNDO: UNÍOS

 

Arriba mujeres del mundo

la buena niña y la niña buena para el leseo,

las hermanitas de los pobres y amiguitas de los ricos

la galla chora y la mosca muerta

la galla hueca y la medio pollo

la cabra lesa y la cabra chica metida a grande

canchera la cabra y la que volvió al redil

 

la que se echa una canita al aire

la que cayó en cana o al litro y la caída del catre

las penélopes mata haris y juanas de arco,

la que tiene las hechas y las sospechas

la que se mete a monja o en camisa de once varas

 

la mina loca la mina rica pedazo de mina

la que no tenga ni perro que le ladre

y la que “tenga un bacán que la acamele”

 

Arriba mujeres del mundo

la comadre que saca los choros del canasto los pies del plato

y las castañas con la mano del gato

las damas de blanco azul y rojo

las de morado las damas juanas y damiselas

todas las damas y las nunca tanto

 

la liviana de cascos y la pesada de sangre

la tonta que se pasó de viva y la tonta morales

la que se hace la tonta si le conviene

la que no sabe nada de nada

y ésa que se las sabe por libro.

 

La madre del año arriba,

madre hay una sola

y las que se salieron de madre.

 

Arriba mujeres del mundo:

la cabra que canta pidiendo limosna

la que como le cantan baila

y la que no cantó ni en la parrilla.

 

Arriba todas las que tengan vela en este entierro

la que pasa la lista y la que se pasa de lista

la aparecida y la desaparecida

la que se ríe en la fila y la que ríe último ríe mejor:

 

 

la natasha la eliana la pía

la paz la anamaría la lila

la angelina y la cristina

la que anda revolviendo el gallinero

la que pasa pellejerías y la que no arriesga el pellejo

la dejada por el tren o por la mano de Dios.

 

Que se alcen las mujeres con valor

las pierdeteúna y la que se las ha perdido todas

la percanta que se pasa para la punta

la que nadie lleva ni de apunte

y esa que apuntan con los fusiles.

 

 

LA MUERTE BAJA DE REPENTE

 

De por vida

en la vida

probándose los cuerpos

como un guante

perfecto en cada uno de sus dedos.

 

Es masa de aire en busca de aire.

 

Este cuerpo no me calza, dice

hasta la próxima visita

y a otro cuerpo

porque no es la hora de las horas

de nuestra hora,

todavía.

 

Entonces ya no sabemos si tú eres yo

o yo soy tú con otro nombre

porque la muerte soy yo

probándome tu cuerpo

que aún respira por la herida.

 

 

ELEFANTE (fragmentos)

 

Un elefante entrenado

Puede aprender en pocos meses

A expresar en lengua coreana

No

Gracias

Perdón.

 

Presionando un poco

podría enseñarnos algún secreto

de su humanidad

 

Y vive 80 años

 

 

*

Un humano civilizado

es decir, entrenado

es decir, educado

puede aprender a decir:

No

Gracias

Perdón.

 

Pero solo expresa

en lengua indecente:

ándate al cuerno

que te parta un rayo

muérete carajo.

 

Y vive 80 años.

 

*

 

Un elefante

se retira a la selva

resuelto a encontrarse consigo mismo

a solas

sin un dios me lo dio, dios me lo quitó

y sin el acompañamiento

del duque de Borja (Borgia)

cuando Felipe II le puso el encargo

de presidir el funeral de una reina

(una de las 4 mujeres que el rey más amó).

 

Entonces él, un duque enamorado de su reina,

vio en el camino

cómo se descomponía la belleza en el ataúd.

 

Por eso dijo:

“nunca más servir a señores que son de este mundo”.

 

Tomó el hábito, dejó atrás al galán,

y se convirtió en san Francisco de Borja.

 

 

ESLABONES (fragmentos)

 

Primera parte: Vía Crucis

Trigésima Estación: Me descienden de la cruz y me ponen en las manos de Alfonso

 

–Papá ¿es cierto todo esto?

 

Camina por el cementerio de Valparaíso

donde descansan los antepasados

que vinieron de Sicilia

y se quedaron en el puerto más triste del mundo.

 

Deambula y se pierde entre las tumbas 

con mi cuerpo recién nacido entre sus brazos.

Se tiende en el sueño entre mausoleos

conmigo entre el matorral rubio de su pecho

para salvarme de la pesadilla

dentro de la pesadilla.

 

Papá

le digo en sueños

no tienes que protegerme

porque tu tiempo

afortunadamente ya pasó.

 

No sirven las lecturas que me darías

para comprender todo esto

y comentarlas mañana cuando cruces a verme

desde tu departamento frente al mío.

Tendrías que hacerlo con una máscara de asfixia

peor que la del Hombre de la máscara de hierro.

 

Ya casi no leo

esta muerte aleja mis deseos de novelas y poemas.

Me cuesta entrar en esos mundos

los libros ya no hablan como antes

no logro concentrarme

y temo.

 

Me mira como me miraba

en la casa de San Diego transformada en librería.

Va a hablar

yo veo que de libros

entre tumbas donde quiere guarecerme de esta peste

escondiéndome en su pecho de briznas rubias.

 

Sollozo y grito.

La peste me arrebata de sus brazos

y me lleva por las tumbas 

por esas lápidas embarcadas en Sicilia

que hoy agonizan y mueren.

 

Son mis muertos.

De rodillas en la tierra que cae al mar de Playa Ancha

los cuento como cuentas de un collar de perlas

las perlas de mi abuela

las perlas de mi madre

y vuelvo a gritar de tanto miedo.

 

A mi lado Tomás duerme 

o vela.

Su insomnio lo guarece entre series y películas.

Cuando ve que mi pecho se agita y que gimo

Sabe que en la pesadilla estoy gritando

y me despierta con suavidad

porque cuando gimo en la vigilia

estoy gritando de miedo en medio de un sueño.

 

Despierto sobresaltada

miro a la izquierda de la cama

desecha por la noche

las sábanas en desorden como mortajas inquietas.

Tomás me mira.

Tomás me dice “ya tranquila, es un mal sueño”.

 

Pero sé que miente.

Él también tiene miedo

a los gritos de la noche tras la puerta

a las cuentas de los muertos

a la sangre despertando bajo el puente

a la niebla de palabras que confunden.

 

Juega a ser mi padre cuando me dice

como él cuando yo era niña:

“Ya, tranquila, sólo es un mal sueño”.

 

Teresa Calderón nació en La Serena el 30 de marzo de 1955. Se tituló como profesora de Castellano en la Pontificia Universidad Católica de Chile en 1981, donde también realizó estudios de Licenciatura en Estética. Poeta, cuentista y novelista, dirige talleres de creación literaria desde los años 80 hasta la actualidad. Ha dictado clases en Universidad Católica, Universidad de Chile, Andrés Bello, Miguel de Cervantes, Arcos y Uniacc. Parte de su obra ha sido traducida al inglés, francés, sueco, italiano, alemán y portugués, y ha sido compilada en más de 30 antologías. Entre sus publicaciones de poesía destacan: Causas perdidas (1984); Género femenino (1989); Imágenes rotas (1995); Aplausos para la memoria (1999); El poeta y otras maravillas (2000); Obra Poética (2003); Elefante (2008) y Eslabones (2021). Es coautora con Lila Calderón y Thomas Harris de la antología Veinticinco años de poesía Chilena: 1970-1995, (Ed. Fondo de Cultura Económica, 1996). En narrativa destacan: Vida de perras (cuentos autobiográficos); Amiga Mía (novela) y Mi amor por ti (novela). En novela infantil: Aventuras de Súper Inti y Analfabruja (2000); El tesoro de la bruma (2002); Esa mañana llovía a cántaros azules (2002); Súper Inti y el misterio del espejo (2002); y Súper Inti y Serena atrapados en un portal (2012). Por su obra literaria ha obtenido, entre otros, los siguientes premios: Primer Premio Concurso de Poesía El Mercurio (1988); Primer Lugar Concurso Poesía Ministerio de Educación (1989); Premio Pablo Neruda (1992). Recibió la Condecoración Ricardo Palma en Lima (2000) en la Universidad del mismo nombre, junto a seis poetas latinoamericanos de destacada trayectoria. En el año 2007 recibió el Premio Elena Caffarena otorgado por SERNAM a la escritora-artista destacada del año; Premio Altazor por Elefante (2009); Premio Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2004); mejor novela editada: Amiga Mía. En octubre de 1989 participó en Estocolmo, Suecia, en el Festival Internacional de Poesía: La reconstrucción del tiempo, organizado por el poeta Sergio Badilla y la escritora sueca Sun Axelsson, actividad que convocó a algunos de los poetas chilenos más connotados de los años 80. Ha sido invitada a Congresos Literarios y Ferias del libro en Chile, Argentina, España, Suecia, México, Estados Unidos, Colombia, Uruguay, Perú, Bolivia, Ecuador, Cuba y Alemania.

 



Compartir