01 Feb 2023

268. POESÍA DOMINICANA. THAÍS ESPAILLAT UREÑA

-09 Ago 2021

 

EL MOLUSCO CONTROLA MI FAROLA

 

Siento que tengo un dolor

que el mundo no me dejará tiempo

para sanar

Le pregunto a alguien invisible

cómo se existe

tanto

tanto

sin desprenderse de una misma

hasta darse cuenta

que lo que queda es esta especie de molusco

con perlas

hermosas perlas brillantes

 

Miren como distraen

del feo molusco

del feo y horrible molusco

que se ha quedado doliendo detrás

con tanta ira

el molusco monstruo vacío

en la esquina barrida de la habitación

el molusco con sus guantes de boxeo

 

Miren al molusco

miren como levanta sus puños

el molusco monstruo violeta

violento

vacío

molusco

monstruo idiota

vete de aquí

haha

feo feo molusco

 

Y el molusco se va

a su esquina a llorar y tramar

las cosas que nunca va a hacer

Y se quita los guantes,

el molusco vacío.

Mientras el mundo afuera

cuenta las perlas

qué bonitas,

qué brillantes,

un jueguito.

 

El molusco los mira

jugar con las palabras

el molusco mira y juzga

desde la esquina de derrota

el molusco monstruo idiota

juegan con sus palabras

molusco molusco

monstruo idiota

cállate la boca

 

Las palabras

son los monstruos idiotas

Las palabras

son el dolor que no sanará

Sufro,

sufro

como adolescente

y el molusco mira y juzga

el molusco gusta escuchar del jazz

el molusco quisiera salir a bailar

el molusco monstruo idiota

ve las perlas caer

violentas violetas vacías

el molusco en su esquina

llora el molusco

ríe el molusco

el molusco monstruo idiota

se llena de polvo y de odio

hierve vacío violeta molusco

tú a mí no me vas a decir qué hacer

feo feo molusco

monstruo idiota

cállate la boca.

 

Inédito

 

 

SERÍA UN HONOR PODER LLEGAR A SER ABONO

 

Perdón por la interrupción

pero me parece importante decir

que ayer en la mañana

un tractor me hizo una reverencia

 

O quizás no fue una reverencia

sino un movimiento de cabeza

como quien dice

“yo te entiendo”

 

¿Qué pensabas que pensaba

cuando me viste

del otro lado de la carretera?

Ahora mismo no te puedo responder porque no me acuerdo

pero, si te interesa,

en este momento estoy pensando

que sería bonito

quemar toda una plantación de arroz

y correr y bailar entre las llamas

y lentamente quedarme sin piel,

sin músculos,

sin huesos,

quedarme pegada al suelo-ceniza

y quizás algunos años después

amanecer dentro del tronco de algún árbol

que ojalá pudiese ser de tamarindo

y sentirme feliz

con lo simple que sería

imaginar a alguien bebiendo jugo

a la orilla de un río

mientras piensa en mi nombre.

 

CREO QUE YA ENTIENDO ALGUNAS COSAS

 

A las seis de la tarde

las aves blancas

¿garzas?

de los manglares

se sientan a pensar

que quieren hacer música como Brian Eno.

Entonces llaman a Brian Eno

y le dicen:

 

Hola,

te tenemos una canción.

Imagina que eres un ave blanca

¿garza?

en un manglar

y la tarde se va pareciendo a un papel quemado.

Un ave blanca

¿garza?

que quiere hacer música como tú.

Entonces Brian Eno se levanta de su silla

y agarra su falda

¿garza?

punta por punta

hasta que encuentra las dos puntas que más le gustan

y dobla sus rodillas en agradecimiento

y las aves blancas

¿garzas?

cierran el teléfono.

 

Poemas de A veces quisiera dormir dentro de un pomelo (2019)

 

 

UN DÍA VAMOS A SABERLO TODO (Y NO NOS VA A GUSTAR)

 

En un cuartico

de las oficinas de Google

en Mountain View, California

código postal 1600

Estados Unidos de América

hay un hombre

barbudo

sentado frente a una computadora

gigante

intentando saberlo todo,

saberlo todo,

con su computadora conectada

a todos los cables existentes.

Su barba

cada vez más larga,

cada vez más blanca

crece como serpiente enroscada en madriguera

una serpiente cada vez más venenosa

con todo el conocimiento

del universo

en sus colmillos

 

del universo y sus vecinos

 

la computadora gigante

y el hombre barbudo

y la serpiente venenosa

en el cuartico

en las oficinas de Google

en Mountain View, California

código postal 1600

Estados Unidos de América

el cuartico

llenándose de barba y piel muerta

y coordenadas y nombres y ecuaciones

y el hombre barbudo

y sus dedos en el teclado

en el teclado sus tentáculos

encontrando toda la información

toda la información

analizada y procesada

en los colmillos de la serpiente

 

Espera

El hombre se está ahogando

 

ahogando

con su propia cola

en el cuartico

llenándose de su cola

en el cuartico

en las oficinas de Google

en Mountain View, California

código postal 1600

Estados Unidos de América

una serpiente

antes de morir dijo:

 

Las arañas de Genghis Kan

volverán a dominar el mundo.

 

 

YO SOY TU PERESTROIKA

 

Ahora que lo pienso

yo pude haber estado siendo

una espía rusa

todo este tiempo

una espía rusa

y no haberme dado cuenta

hasta ahora mismo que pienso en las camisas

que se han perdido de mi closet.

¿Será que alguien se venga de mí?

 

Recuerdo que un ruso

secuestró a mi papá hace unos años

¿Será que me hice espía rusa

no siendo ni rusa ni espía ni remolacha

para que devolvieran a mi padre a su cama?

Es posible,

porque todo termina siendo posible,

sólo hay que ver videos en internet

o escuchar cualquier emisora.

 

El mundo se acabará pronto

(lo puedo decir con confianza

porque ya me confesé:

soy espía y además soy rusa)

Se acabará pronto

y todos seremos mantequilla

manteca

bizcocho de ciruela

en una piedra que flotará

y flotará por los siglos de los siglos

 

¿Habrán devuelto a mi papá,

gente come papa come borscht,

gente bebe vodka bebe vodka

a su casa, todavía mi casa, todavía la casa de mi mamá?

Una piedra

marshmallows y mayonesa,

todos toditos,

sí, sí,

adiós.

Soy espía rusa y les juro que me di cuenta hoy.

 

 

SIN TÍTULO

 

Ustedes fueron

los que destruyeron todo esto

Así que no voy a ser yo

la que cosa las frutas a los árboles.

 

La lluvia seguirá cayendo sobre la ciudad,

yo seguiré pretendiendo hablar con vehemencia

de cualquier cosa sin importancia

Como la cordillera de nubes en la ventana de la tarde

o la taza de café amarilla, demasiado llena

 

La música lejana,

los carros,

las alas,

los niños,

otra advertencia para el fin del mundo

 

A mí que no me vengan a buscar

cuando me vaya me iré yo sola

agarrándome la mano con la otra,

mirando un punto rojo en el cielo

que saldrá directo

desde mi rayo láser.

 

Poemas de ¿Tienes quién te cuide la mula? (2020)

 

 

Thaís Espaillat Ureña (República Dominicana). Poeta, editora y artista visual. Ha publicado algunos libros y fanzines, entre ellos: Pudo haberse evitado (2017), A veces quisiera dormir dentro de un pomelo (2019), ¿Tienes quién te cuide la mula? (2020), Cuaderno 4: Colección Frasco de Paisaje (2020) y Notas sobre la morfología del Malecón (2020). Su trabajo aparece en revistas y antologías de Latinoamérica y Europa.

 



Compartir