28 Ene 2022

119. POESÍA GUATEMALTECA. MIGUEL ÁNGEL OXLAJ CÚMEZ

-19 Dic 2021

 

RI RAQÄN YA’

 

Tijisis b’enëq qa

chikikojolil ri k’ichelaj

chikijojolil ri nimaläj taq juyu’

b’onin k’a rik’in rub’onil ri raxab’äj

chi rij retal ruxik’anïk ri Kukulkan

 

Nujachala’ k’a kan ri k’aslemal

chike konojel ri yeruk’ul kan pa rub’ey

numolola’ k’a el ri kib’is ri kiq’axomal

richin nuch’ojch’ob’irisaj kan ri kik’u’x

 

Ri raqän ya’ jun nimak’ojlemal

ja la’ ri ruya’al rutz’umal

ri Qate’ Ruwach’ulew

 

 

EL RÍO

 

Culebreando va

entre la densa vegetación

entre los montes y los valles

decorado con el misterio del jade

siguiendo el rastro de Kukulkan

 

Pasa repartiendo vida

a todos los que encuentra a su paso

y va recogiendo sus tristezas y sus dolores

dejándoles pulcro el corazón

 

El río, ser sagrado

leche materna que brota

del pecho de la Madre Tierra

 

 

RI AWÄN

 

Nixajon ri awän

ri awän nixajon

rik’in ri kaq’iq’

 

Nib’e ke la’ nipe kere’

nib’e ke la’ nipe kere’

 

Jjjjjjjjj yewajäj ri kixaq

Q’ q’ q’ q’ yeq’utut ri kajij

 

Ri kaq’iq’ rutijlo’n ranin

ri awän netz’an rik’in

 

Ja k’a ri jun jopaj ch’oki’

ch’ok ch’ok ch’ok ch’ok

yejopop pa ruwi ri awän

koyob’en chik toq xtelpe ri nab’ey äj

 

 

LA MILPA

 

La milpa baila

baila la milpa

al ritmo del viento

 

Se mece hacia aquí, se mece hacia allá

Se mece hacia aquí, se mece hacia allá

 

Jjjjjjjjjj, suenan las hojas

Q’ q’ q’ q’ q’ las cañas crujen

 

El viento corretea

la milpa juega con él

 

Y la bandada de chocoyos

ch’ok ch’ok ch’ok ch’ok ch’ok

revolotea sobre ella

esperando que madure el primer elote

 

 

JUN RUWI’ IXÏM

 

Majun wi apo’inäq ta pa nujolom

achike choq’oma ri ati’t

achike choq’oma ri mama’aj

man tikirel ta nkitz’ët jun ixïm ri choj ta pok’ol

 

Ustape’ lukul chïk ri kij

yeluke’ wi chi rusik’ixik

nkitotaj wi

nkiwob’aj wi

ja ri’ nkiyäk wi pa kipeqes

 

"Janila’ wa’ijal qak’ulun"

yecha’ wi

 

Po k’o k’a jun q’ij

xintz’ët chi chupam jun ruwi’ ixïm

xel pe jun ch’utin ti palamax

jari’ k’a toq xinwetamaj

chi chupam ri loq’oläj ixïm

chi ri’ k’äs wi ri rujamalil ri k’aslemal

 

 

UN GRANO DE MAÍZ

 

Yo no había entendido

por qué las abuelas

por qué los abuelos

no podían ver un maíz tirado

 

Aunque estuviesen jorobados

se agachaban a recogerlo

lo limpiaban

lo besaban

y se lo guardaban en el morral

 

“Hemos sufrido hambre”

daban por explicación

 

Pero un día

noté que de un grano de maíz

surgió una palomilla

y fue cuando supe

que en el sagrado maíz

habita la libertad

 

 

QACH’AB’ÄL

 

I

¿Jampe’ xqachäp ruk’oqpixik pa taq qak’u’x?

¿Jampe’ xqachäp ruk’ojoxik ruchi’ richin manäq chïk nich’o’n ta pe chiqe?

¿Jampe’ xqatz’apij qaxikin richin manäq niqak’axaj ta rutzij?

¿Jampe’ xqamestaj rutzuquxik?

¿Achi’el toq xqamestaj chi ri qati’t qamama’ xekäm ruma rukolik?

¿Achi’el toq xqamestaj chi toq ri juläy xkisok, xkipaxij

ri qate’ qatata’, ri qati’t qamama’

xkimöl ruchi’

xkaq’omaj

xkik’achojirisaj

chuqa’  xkiya’ kan kik’aslemal pa ruk’u’x?

 

¿Kan chanin xqamestaj chi ri nab’ey t’uj ri xuya’ riqak’u’x xk’oxoman paqach’ab’äl?

¿Kan chanin xqamestaj chi ri qach’ab’äl ja ri’ ri xojk’asb’an?

¿Kan chanin xqamestaj chi xqatz’umaj chi paq’ij chi chaq’a’?

 

Ri qach’ab’äl janila’ yawa’

ruchapon kamïk

nikäm pa qak’u’x

ruchapon kamïk

chuchi’ taq qaq’aq’

pa ruk’u’x taq qochoch

 

 

NUESTRA LENGUA

 

I

¿Desde cuándo comenzamos a arrancarla de nuestro corazón?

¿Cuándo fue que le cosimos la boca para que dejara de hablarnos?

¿Desde cuándo comenzamos a taparnos los oídos para dejarla de escuchar?

¿Cuándo olvidamos darle de comer?

¿Cómo fue que olvidamos que abuelas y abuelos murieron por ella?

¿Cómo olvidamos que cuando fue lastimada

nuestras madres y padres, nuestras abuelas y abuelos

la cuidaron

la curaron

y plasmaron su vida en sus palabras?

 

¿Tan luego olvidamos que el primer latido de nuestro corazón sonó en kaqchikel?

¿Tan rápido olvidamos que fue nuestra lengua la que nos dio la vida?

¿Tan luego olvidamos que la mamamos durante días y noches enteras?

 

Nuestra lengua está enferma

muy enferma

agonizando está en nuestros corazones

agoniza frente al fogón

en el corazón de nuestras casas

 

 

Miguel Angel Oxlaj Cúmez. Maya kaqchikel, de Chi Xot (Guatemala), Escribe poesía y narrativa, tanto en castellano, como en kaqchikel, su idioma originario. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación con especialización en Revitalización Lingüística, es profesor de la Universidad Maya Kaqchikel, dirigente sindical, activista social y activista digital de idiomas indígenas. Es parte del Colectivo Ajtz’ib’, escritores de Comalapa. En 2009 ganó el Premio Nacional de Literaturas Indígenas B’atz. Ha publicado en narrativa La misión del Sarima’ y Mitad mujer, también Planicie de olvido (poesía).

 



Compartir