28 Ene 2022

356. POESÍA CHILENA. MARCELO GATICA

-19 Dic 2021

 

EL MAR YA NO ES

 

< descubrir la lengua del mar es seguir la caminata en círculos de los elefantes < quizás no hay conciencia del primer paso < salvo la certidumbre de un oleaje eterno < para descubrir la lengua del mar < primero se aprende a leer el silencio de los padres < la búsqueda de los nombres es un trabajo que cuesta la vida < sabemos a ciencia cierta que la palabra mar no cabe en ningún poema < pero lo escribimos porque es como respirar < si contaramos todas las veces que lo hemos nombrado no habría objeto que lo abarcara < y cuando creo detectar el trayecto de los elefantes < soy roca rota < tomo concienca del último paso < es decir, mi primera palabra en la lengua del mar < mi primera palabra que apenas pronuncio desaparece <

 

Desde una terraza con forma de atardecer, febrero, 2020.

 

 

EPITAFIO DE NAVEGACIÓN

 

La idea de cultivar lo mejor de las personas siempre ha sido responsabilidad de los poetas, de los filósofos, de los escribas, y el mundo del poder siempre ha tenido un problema con esto. (…). Las mejores mentes de nuestra generación están por ahí, pero la mayor parte del tiempo se encuentran aisladas, escribiendo libros que no van a ser publicados o poesía que nadie leerá. Se tienen que organizar de nuevo.

 ROB RIEMEN Para combatir esta era.

 

Elegimos el silencio

elegimos bajar a los subterráneos

del cuerpo

de la piel

instalamos brújulas de agua por las calles

para capturar

                   ciertos sonidos

ciertas cadencias

                    ciertos latidos

de corazones

                     expansivos

al eco de la poesía en estado puro

en la lejanía de las luces

surfeamos en la madrugada

                          compartiendo horizontes

                          planicies azules

                          a través de un reino invisible

  

a simple vista

parecíamos indiferentes

leyendo huellas de un naufragio

en los bancos de un otoño amarillo

hipnotizados por el abismo

de una hoja al viento

aletargados por el tráfico de imágenes

ciegos por el esbozo de la luz al tacto

sordos al murmullo de los tertulianos

que hablan sobre lo justo y lo necesario del lenguaje

aparentemente dormidos por el dictado de

repetidas palabras que ya no salan

la carne

pero sabíamos que un poema

            es uno de los organismos vivos

que superará la extinción planetaria de los cálculos     

                             

elegimos un silencio desértico

un paso

             un verso

un sonido de agua

elegimos la sal

amasar un viento invernal

anclado a la espalda

                   mientras guardábamos

                   como el tesoro de un niño

                   la palabra mar en nuestros bolsillos.

 

 

APROXIMACIONES AL METEORITO

 

∩ { mi hermano menor desde la infancia siempre ha tenido la extraña capacidad de pensar en números - dice que la ingeniería en matemáticas es la ciencia del futuro y el que no coma y mastique números será como esas masas amorfas que crucificaron al número 7 } ∩ ∈ ⊆

 

∩ { no cree en los predicadores del fin del mundo pero con toda convicción sostiene que llegará el día que no comeremos pescado y que de seguro en el próximo milenio caerá un meteorito en la tierra } ∩ ∈ ⊆

 

∩ { al final se licenció en matemáticas aunque honestamente siempre he pensado que es una especie de astronauta atrapado en un edificio de una transnacional de seguros especulativos del tiempo } ∩ ∈ ⊆

 

∩ { me mira con unos ojos geométricos y me habla con la tranquilidad de un zapatero, que arregla aquellos balones de infancia que perdíamos en la casa de un vecino fantasma } ∩ ∈ ⊆

 

∩ { diseña los modelos proyectivos para las pensiones de los jubilados, conoce la esperanza de vida de cada habitante del planeta y sin escalofríos me dice que con 3 o 4 variables puede proyectar la muerte o el meteorito individual a quien se lo pregunte} ∩ ∈ ⊆

 

∩ { en voz baja concluye que todo cabe en los primeros 10 números pero que cada cierta cantidad de intervalos se dan anomalías como la caída de una estrella a nuestro planeta de agua  } ∩ ∈ ⊆

 

∩ { pero mi hermano menor dibuja una fórmula secreta en la arena como un Cristo frente a los religiosos del lenguaje literal } ∩ ∈ ⊆

 

∩ { entonces, veo números y letras expansivas como notas musicales } { pese a la tormenta de meteoritos que como piano desafinado aúllan ciertos profetas } { mi hermano me susurra que todo será en un abrir y cerrar de ojos } { que por fin viajaremos a la velocidad de luz, simplemente porque ya no seremos de agua } ∩ ∈

 

Poemas del libro El Mar ya no es (España, 2020)

 

ECHO MI PAN SOBRE LAS AGUAS

 

Lanzo mi alma sedienta,

mis ojos encarcelados por las sombras

cotidianas de un día aparente.

Lanzo y vuelvo a lanzar con todas

mis fuerzas el llanto el crujir de dientes,

porque la justicia yace ciega, sorda y muda.

Lanzo y vuelvo a lanzar el pan nuestro

de cada día.

Lanzo al fondo del mar los muros que no

me permiten desplegar las alas

bajo mi costilla.

Me lanzo y vuelvo a lanzar sabiendo

que sólo hay fruto cuando la semilla muere.

Me lanzo esperando ser árbol rama de barro

que extiende sus manos al cielo.

Lanzo el pan cada día porque bajo las aguas

el fuego de la zarza permanece intacto.

 

 

POR LA CRUZ

 

Amados, cuidaos de los encantadores de fieras,

los secuestradores de púlpitos,

los que hablan como ángeles.

 

Cuidaos de los crápulas que venden la cruz

como adorno en una tienda de Gucci.

Cuidaos de los mercaderes de un evangelio de transacciones

como si el alma se cotizara en la bolsa.

 

Cuidaos de sus libros autoayuda

como si la vida espiritual

se resumiera en 10 pasos

para bajar de peso.

 

Cuidaos de aquellos que hablan de tu reino

sin vivir bajo la cruz,

y sin tomar el arado.

 

Cuidado porque de un momento se vuelven

estatuas de sal insípidas

mirando las cebollas de los opresores

o las algarrobas de los puercos.

 

 

DEBAJO DE LA LENGUA DE GOLIAT

 

Y tomó su cayado en su mano, y escogió cinco piedras lisas del arroyo, y las puso en el saco pastoril, en el zurrón que traía, y tomó su honda en su mano, y se fue hacia el filisteo.

 

 

1° DE SAMUEL 17:40

 

(Α) [El Espíritu de Goliat ha vuelto, mofándose de los pequeños. Su fuerza es el miedo. Su musculatura metálica se posa en la zona oscura de los cuerpos. Caes de rodillas frente a sus fauces. Instala fronteras en los límites del corazón del ojo. Va esclavizando pueblos, traficando cualquier intento de amanecer. Insaciable, Goliat agiganta su sombra desde su Zigurat situado en los áticos del mundo. Se mira frente al espejo para contemplar su fisonomía de dios y la nomenclatura bancaria de su caja fuerte. Goliat no es sólo un hombre es imagen y toda imagen es un espíritu apócrifo en fuga. Goliat ha olvidado que una imagen nunca será más que una palabra en vuelo. Que pese a lo ingente del Leviatán cinco diminutas piedras en una mano fértil pueden ser espadas del cielo] (Ω)

 

 

VERSOS CUÁNTICOS

 

¿Dónde está ese niño que mató al gigante?

MARCOS VIDAL

 

En tiempos de tierras planas

y mares en plástico

en tiempos de viajes marcianos

y cine de superhéroes,

pareciera que tus palabras estuvieran vedadas.

¿Dónde está ese niño que mató al gigante?

¿Dónde están tus jinetes que impongan justicia?

El Ojo tiene la manía de posarse en lo aparente

y recuerdo que la fe es un salto

en paracaídas

al cielo

cuyo único entrenamiento

es volver a ser un niño.

 

 

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

 

“Que manda al sol, y no sale; y sella las estrellas: El que extiende solo los cielos, y anda sobre las alturas de la mar: El que hizo el Arcturo, y el Orión, y las Pléyadas, y los lugares secretos del mediodía: El que hace cosas grandes e incomprensibles, y maravillosas, sin número. He aquí que él pasará delante de mí, y yo no lo veré; y pasará, y no lo entenderá”.

JOB 9: 7-12

 

Me declaro ciego

                         bajo el sol

mis rudimentarios ojos no pueden explicar

el ritmo cardíaco de un océano cósmico

aquella gota de agua

                                    sin precio en el universo de lo evidente.

Me declaro ignorante

                  bajo la palabra fotosíntesis

sólo me queda el balbuceo.

Mis palabras no alcanzan a retener

la fuerza que sostiene las columnas del horizonte.

Pero hay algo que late a la velocidad de la luz

bajo la piel que me recuerda

que soy imagen de otro mundo.

 

Del libro Echa tu pan sobre las aguas (España, 2021)

 

Marcelo Gatica Bravo.Chile (1976). Poeta, profesor de Castellano (UMCE), y Doctor en Literatura de Vanguardia y Postvanguardia en España e Hispanoamérica por la Universidad de Salamanca. En poesía ha publicado Echa tu pan sobre las aguas (2021, España) Historia universal de una trenza (2020, Santiago de Chile) El mar ya no es (2020, España) El extramuro / Väljaspool müüre, foto-poemas en edición bilingüe español/estonio (2018, Tallinn, Estonia) Anclado al pescador de mares (2017 Santiago de Chile). En su estadía en Estonia ha hecho un trabajo pionero, coordinando dos antologías de literatura chilena al estonio, bajo el título Vientos del sur: Poesía chilena / Lõunatuuled: Tšiili luule (2015 y 2018). En esta selección destacamos a Neruda, Parra, Huidobro, Mistral, Lira, Rojas, Teillier, Zurita y Lihn. 

  



Compartir