03 Feb 2023

398. POESÍA CHILENA. MARIO MELÉNDEZ

-28 Feb 2022

 

LA INVITACIÓN

 

Mis funerales serán mañana, no te los pierdas

trae a los niños si quieres

habrá números para todos los gustos

habrá mimos y magos y payasos

y una cantante como nunca has escuchado

Vendrá gente de todas partes a celebrar este día

Los estudiantes llegarán con sus globos azules

los pobladores alzarán sus banderas a un lado

          de mi tumba

las hojas bailarán al compás del viento

que también estará presente en este sencillo homenaje

y una mujer desnuda como nunca has visto antes

entrará en mi ataúd y lo sellará por dentro

Qué más te puedo contar

Los vendedores gritarán sus ofertas apostados

          en las cruces

y ofrecerán retratos míos que no me favorecen

y también mis originales que no son originales

sino copias que algún vivo imitó con cuidado

          para enriquecerse

Te pido no compres nada

más bien disfruta el momento

porque a las quince en punto un coro de grillos

          dará inicio a la fiesta

Entonces se apagará el cielo de golpe

cuando las nubes lo cubran en señal de respeto

y las palomas dibujen mi nombre en pleno vuelo

y las abejas llenen de miel los recuerdos

          y las lágrimas

Y hacia el final del día

cuando todos estén cansados y borrachos

un niño que no sabe leer pedirá la palabra

y dirá el más bello discurso que jamás has escuchado

Ya sabes, no faltes a esta cita

no hagas que me levante de mi tumba para tirarte

          las orejas

o que esconda para siempre las llaves del cementerio

y no tengas a quien llevarle flores

 

 

EL CADÁVER EXQUISITO

 

En la parte más vieja del recinto

se encuentra El cadáver exquisito

Podrá llegar a él

pasando la jaula de Los Templarios

más allá del Santo Grial

más allá de la estatua de Ramsés

junto a la fuente de los deseos

donde los tártaros lanzaron

el pijama de Breton

Tras la tumba abierta de Cleopatra

donde los gatos peregrinan

y las palabras maúllan de rodillas

El cadáver exquisito se pasea

escondiendo su cabeza entre las ruinas

 

 

JARDÍN DE ESCOMBROS

 

Nadie nos enseña a morir

Un día nos apagan la luz y despertamos solos

en un jardín de escombros

entre gusanos que nos miran con desprecio

y arañas que pasan todo el tiempo de mal humor

Despertamos con miedo en las axilas

oyendo pájaros que desafinan bajo la lluvia

y hormigas que se aferran a nuestros pies

porque no tienen dónde ir

Despertamos para volver a morir

escondiéndonos del viento que regresa

con las rodillas rotas

olvidando nuestros gestos

frente a un espejo sonámbulo

colgando de nuestra sombra

para no caer a un pozo ciego

donde flota el cadáver de Dios

¿Sabrán nuestros juguetes

que la infancia no tiene patria

y el recuerdo es otro espectro

en un desierto sin sol?

 

 

[VI EL CADÁVER DE ALEJANDRA EN UN ESPEJO]

 

Vi el cadáver de Alejandra en un espejo

Si lo rompes, no podré dormir en paz

aunque juntes mis pedazos

 

El espejo es una tumba delicada

Las hormigas no entran en él

los gusanos sólo juegan en el borde

las arañas tejen redes de ausencia

 

Nadie puede visitarme aquí

ni siquiera el fantasma de mi padre

 

De noche leo a Cortázar para no llorar

con él mi soledad desaparece

como por arte de magia

 

A veces mi sombra tiene miedo de mí

porque sólo recibo cartas de los muertos

 

Pero a todos les digo lo mismo

que mis sueños son agujeros negros

por donde paso al otro lado del espejo

 

No tengo patria a la que volver

fui desterrada a un jardín de escombros

a escarbar el vacío con los dientes

tras un hueso de palabras

 

 

A PESSOA UNA SOLA PERSONALIDAD

 

Los gatos no leen a Pessoa

tiene más vidas que nosotros / dicen

rasguñando el retrato de Soares

como si llevara barba postiza

o erizando la cola frente al Libro del desasosiego

 

Escribir la biografía de Campos

es hacerse el harakiri en ayunas / aseguran

          los heterónimos 7 y 12

Mejor orinar ciertos versos de Tabaquería

donde tres ratas fuman hachís

ocultas en un cofre que semeja el olvido

 

El abuelo de Caeiro era albino / señalan

          los heterónimos 10 y 13

Sus rebaños todavía pastan en el vacío

mientras el paisaje vuelve a casa con la cola

          entre las piernas

y bala toda la noche su canción desesperada

 

¿Qué sería de Ricardo* sin su carta astral? /

          comentan los heterónimos 15 y 16

una oda de polvo / una flor de ceniza en manos

          de Ofélia

un canto de aguas servidas en el río de su aldea

 

El poeta jamás será un fingidor / remata

          Sá-Carneiro**

Talvez un heterónimo de la muerte que se aferra

          a su tabla de náufrago

o que escribe sus iniciales en el muro de los lamentos

o viaja de polizón en la nave de los locos

 

Y no da para más / ni para menos tampoco

 

A Pessoa

              una sola personalidad

 

Poemas de Apuntes para una leyenda. Poesía reunida (2022)

 

*Ricardo Reis.

 **(Lisboa, 1890 — París, 1916), fue un poeta y novelista, uno de los mayores exponentes del Modernismo en Portugal.

 

 

Mario Meléndez (Chile). Publicaciones: Vuelo subterráneo, El circo de papel, La muerte tiene los días contados, Esperando a Perec, Jardín de escombros y El mago de la soledad. Parte de su obra se ha traducido a diversos idiomas. En 2012 fija su residencia en Italia y al año siguiente recibe la medalla del Presidente de la República Italiana, concedida por la Fondazione Internazionale Don Luigi di Liegro. En 2015 es incluido en la antología El canon abierto. Última poesía en español (Madrid: ed. Visor). En 2017 algunos de sus poemas aparecen traducidos al inglés en la mítica revista Poetry Magazine de Chicago. Editor general de la Fundación Vicente Huidobro. En 2022, RIL editores publica su obra poética reunida bajo el título Apuntes para una leyenda.

 

 

 



Compartir