29 May 2022

47. POESÍA ESPAÑOLA. MÓNICA VELASCO

-11 Abr 2022

 

COMULGA EL AVE CON EL AIRE,

el vuelo en el vuelo

y la distancia no persigue nada.

 

Un océano de luces, vertical.

La rama flota en su música.

 

Recorta los perfiles

solo el ojo en la mirada.

De Llumantia Ilíquida

 

 

MÁS ALLÁ

A Antonio Colinas

 

Desvelar el secreto de los símbolos.

Desnudarse. Quedar a la intemperie de lo vivo,

como animal de aire.

Sentir el hueso, la materia.

Sentir que tú traspasas

su fina capa y trasciendes.

Que por tus plantas, la vida subterránea

es energía de astro.

Humus. Kilómetros de espesa raíz.

De piedra mineral.

Que por tu vientre, la fuerza

es núcleo, celebración.

Que por tu pecho, las flores

y en las manos, su palma,

una luz como de ramas se hila con las copas.

Todo es un bosque a la escucha.

En la danza.

 

Tus ojos sostienen el vuelo del pájaro.

Su vuelo levanta tu frente

más allá de las cumbres.

Más allá de la nieve.

Del rumor inaudible. Más allá.

 

De Tus ojos sostienen el vuelo del pájaro

 

 

CANTO Y LATIDO

 

Así, en el temblor del aire,

en el tejido fabuloso de la tarde,

en el hilado profundo.

Canto y latido en las ondas

vibra mi vida.

 

De Llumantia Ilíquida

 

 

DE LA ESCRITURA

 

Cuando mis ojos perfilan el roce

del ala en el aire,

            descifran el fuego.

 

Cuando mi oído alcanza

la tensión del átomo en la vida.

 

Cuando mi piel inspira

la temperatura que fuera

de mí —en sinergia—

circunda y se inflama,

soy el lobo al acecho de toda verdad.

Fiera de fauces y garras.

            Encrespada. Devoro.

 

Después, el cazador de la noche

abrirá mi vientre y me hundiré,

de nuevo,

en la rutina del pozo

            cargado de piedras.

 

 

TEJIDO DEL MUNDO

 

La nieve me ha vestido

con su plumón de nube.

Corrientes de los ríos

besaron mis mejillas.

He bebido del manto de las flores.

Me ha embriagado su perfume de incienso.

La tierra en su extensión.

 

Bandadas de pájaros sobre mi frente

sorteando el mar.

Crespón de las olas chocando

en el dique de mis dedos.

Húmedas hojas de los chopos.

Sonido de larvas recién nacidas.

Peces de fondo en el estanque.

 

Vida levantada sobre sí.

Tempestad en los ojos.

Tejido del mundo.

Erguida luz sobre la luz. Hacia la luz.

Universo. Latido.

Fósforo en la piel.

 

 

HAY ALGO EN EL AMOR

Hay algo en el amor que pertenece
a este mundo
GONZÁLEZ IGLESIAS, J.A.

 

Hay algo en el amor

que no nos pertenece. Que es fuga.

Algo como esta luz diaria

que no es nuestra tampoco.

Como el calor que deja el cuerpo

en las estancias, entre las sábanas.

Que se evapora y resiste de algún modo.

 

            Respiro. Cuerpo de átomos el aire

            me acontece y es la dicha.

            El solo aire, tu dicha

            en mi respiración.

 

A cambio sé que venceremos.

La fuga de tu aliento sobre el mundo

se curva entre las flores,

amenaza a la muerte,

sortea precipicios y ya solo

el viento puede ser

lecho de especias,

resistencia fecunda

de la vida.

De Tus ojos sostienen el vuelo del pájaro

 

 

¿CÓMO NO AMAR?

—azar o rosas—

la carne que te ronda,

los astros que circundan,

aire que, cuerpo o nube,

—piedra o cristal—

nutre y se inflama y disuelve

dióxido, molécula, arroyos

de ternura

tus labios en mis dedos

de agua

tu piel entre mi piel

                        de espuma.

 Inédito

 

 

Mónica Velasco (España). Poeta y docente. Publicaciones: Trazos: en torno a Anglada—Camarasa (2018), en coautoría con el insigne Premio Nacional de Poesía Antonio Colinas y nacido al calor de Les Converses Literaries de Formentor y Llumantia Ilíquida (2019). El volumen en edición numerada y bilingüe español—inglés Llumantia ilíquida — The Wavering Blaze (trad. Collin Reyman), con ilustraciones de Carmen Borrego, incluye dos textos inéditos. En 2022 saldrá a la luz su último poemario Tus ojos sostienen el vuelo del pájaro, (ed. Diputación de Salamanca).

 



Compartir