28 Jul 2021

5. POESÍA MEXICANA. KARY CERDA

-23 Oct 2020

 

Publicado por la Secretaría de Cultura de Tabasco en 2019, Magma y arena, de la poeta mexicana Kary Cerda, es un libro de poemas encaminado al conocimiento telúrico. Si bien puede catalogarse como libro de literatura infantil, su contenido no escapa del gusto de cualquier persona que decida leerlo, sobre todo si se tiene un interés particular por la mitología que envuelve a lo paisajístico.

Los volcanes tenían especial importancia en la antigüedad, no sólo porque una montaña representaba el punto de encuentro con lo divino –al ser la elevación el símbolo de lo perfecto–, sino también porque el fuego era la divinidad misma y los saberes heredados a los pueblos.

Aunque en la actualidad estemos rodeados de volcanes, pareciera que ya se ha dicho todo sobre ellos, que los mitos a los que dieron origen son una disección discursiva que se consulta de vez en cuando. Mas, y es lo que entusiasma, existen proyectos literarios como el de Cerda, poeta mexicana interesada por los aspectos visuales y el viaje. Por tal motivo, estas dos sustancias, la panorámica que rodea a los volcanes y el periplo por el mundo, son dos ejes muy claros en su libro de poemas.

Quien decida leer esta obra, encontrará, no sólo la recreación de las historias que explican el origen de los cuerpos volcánicos, sino también anécdotas personales que trascienden, por la revelación de la naturaleza que conduce al hecho estético. Se trata de una perspectiva que enuncia 25 volcanes de México, Guatemala, Costa Rica, Islandia, Grecia, Italia, Escocia e Indonesia; un mapa poético, en otro término más justo.

Sea pues, esta muestra de poesía en nuestra sección de Poesía infantil, un motivo para acudir Magma y arena, una guía de intensidades, de tradición y contacto con los colosos del tiempo.

Bienvenida, Kary Cerda, a Nueva York Poetry Review.

 

Francisco Trejo

Ciudad de México, a 25 de octubre de 2020

 

 

PICO DE ORIZABA

 

Cuenta una antigua leyenda

sobre una guerrera olmeca

que se llamaba Nahuani

 

se distinguió por valiente

en compañía de Orizaba

un águila pescadora

 

el día en que fue vencida

el águila inconsolable

se estrelló con tanta furia

que hizo nacer un volcán

 

 

 

EL VOLCÁN DE AIRE

 

En su garganta albergaba

peces claros y robustos

 

peces dorados y azules

danzaban estilizando

la acuática oscuridad

 

una niña sin querer

le dio tremenda patada

 

le provocó tanto daño

que entró en caos su estructura

 

de un sólo golpe expulsó

la oscuridad y los peces

 

como un árbol majestuoso

libre se expandió la noche

 

los peces entre sus ramas

penden cual frutos de luz

 

 

 

 

CUEXCOMATE

 

El mini volcán de Puebla

el más chiquito del mundo

 

mide apenas trece metros

y si tomamos en cuenta

que sus edades se nombran

en cien miles y millones

él acaba de cumplir

sus primeros seis mil años

 

su padre es Popocatépetl

sin embargo de mamá

ni una palabra se dice

 

pero nada más de ver

su clarísimo ojo de agua

lleno de flores y helechos

 

uno sabe que es producto

de aquel volcánico amor

con la adorada Iztaccíhuatl

 

 

 

SANTORINI

        

Una muralla insolente

de lava petrificada

rasga el mar mediterráneo

 

como un canto irregular

una ciudad en la cima

 

encaje blanco que adorna

la brava isla de Thera

 

sobre el horizonte azur

nada puede desmentir

la volcánica emoción

de navegar el Egeo

 

y gritarle a Poseidón

           no me dejes te lo imploro

          no me dejes que te deje

 

 

 

MAGMA Y ARENA

 

Nunca pude comprender

lo que implicaba un volcán

hasta que subí al Vesubio

con zapatillas moradas

 

de haber traído unos tenis

hubiera sido más fácil

pues se va por un sendero

terroso y muy empinado

de basalto y otras piedras

 

y en cada curva se agregan

piedra pómez y tezontle

cada vez más diminutos

 

ya muy cerca de la cima

empezó a tener sentido

la palabra inmensidad

 

al levantar la mirada

jugué a ser águila real

 

a ser la reina y señora

de la vastedad que rige

mi espíritu y sus confines

 

 

Kary Cerda es poeta y fotógrafa mexicana. Es Licenciada en Sociología por la UNAM, México y tiene estudios de Maestría en Demografía por la Sorbona, Universidad de Paris I, Francia. Se le han publicado once libros de poesía: Por la Vida Una. Soirs de Vignes. Caracol Aventurero. Usumacintamente. De tu piel a mi universo. Los Nombres de la Tierra. La falda de Jade. Océano Mudo. Meridiano de Intemperies. Tierra Nueva. Magma y Arena. Se han publicado más de 40 libros ilustrados con sus fotografías y un libro de narrativa infantil ilustrado. Ha participado en recitales internacionales de poesía en México, Francia, Canadá, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Honduras, Los Ángeles, Washington, Nueva York, Puerto Rico, República Dominicana. Forma parte de diversas antologías mexicanas e internacionales. Sus poemas han sido traducidos al francés, inglés, italiano, maya, entre otros. 

 



Compartir