24 Jul 2021

147. POESÍA COLOMBIANA. CARLOS VÁSQUEZ-ZAWADZKI

-23 Ene 2021

 

CARNE DEL LENGUAJE

                                                                  No hay mayor lujuria que el pensar
SZYMBORSKA

                                                                                                        

Es voluptuoso pensar con las manos,

imaginando alfabetos como cuerpos,

suaves pieles estremecidas de gozo.

 

Las palabras se excitan al dibujarse

sobre el papel, respiración pura

de miradas musicales, deliciosas.

 

Cuerpo de melodías fraseadas,

vocales untuosas, agua fresca,

para lectores sensuales, enamorados.

 

Manos tibias acarician silabarios.

Manos de agua quemada, esculpida

de rostros y labios mordientes.

 

Pensamientos respirables, lentos,

abisales, nombrando el Ser y la Nada.

Deidades transparentes rozando pieles.

 

Y Dionisos es vinazos apurados,

cítara, danza, identidad colectiva.

Delicuescencia de la carne del lenguaje.

 

Del poemario inédito, Szymborska, Vita nuova

 

 

ELLA, ¡OH DEIDADES!, ABRE Y CIERRA EL DÍA

La aurora entra con sus pies diminutos
como una dorada Pavlova,
Y yo estoy cerca de mi deseo.
E. POUND

Ella, ¡oh deidades! abre y cierra el día,

lo alisa como un manto sagrado

y lo guarda, sigilosa, en anaqueles

de memoria y fantasía.

 

Ella, Yemayá, es alegría en espiral clamoroso

de primavera en otoño vencido,

gira la rueca y teje alada

—con suaves dedos placenteros,

otra tela de mágicas flores tropicales,

fuego y confidencias: sabe el Amor

y miel de pieles, presente y sortilegios.

 

Ella, divina,

retrocede el tiempo,

avanza en pies de verso y canta:

 

<< Sé quién eres de sabores y mar,

advengamos ahora en madrugadas

y viajemos de palabras a puertos.

Soy vibrante alfabeto de placeres,

agua para tus labios mordientes.

En mí te encuentras, transcurres y escribes

este poema palpitante, manto sagrado

que guardo entre pliegues de vida

y muerte, fantasía y memoria >>.

 

 

PÁGINA SONORA

 

Voy sin miedo arrojando
en las ascuas del pecho
un silencio y otro silencio y otro silencio,
ANTONIO COLINAS

 

 Y el pecho ahonda su respirar

recordando afueras y adentros palabreros:

aire circular y signos de fuego,

incendio de símbolos y descensos.

 

La trémula memoria arroja el pasado

a la blanca página dibujada de silencios.

 

La memoria inconsútil suma sentencias

al presente herido de nombres y cansancios.

 

La fiel memoria cruza puentes de agua

y avisos en quiméricas fuentes de Amor.

 

Y el duro pecho agolpa metáforas

olvidando el cortante filo del tiempo:

palabras de imágenes y perdidas melopeas,

palabras de trazos inquietantes y ciegos cromatismos.

 

El minucioso olvido dicta el presente

a la sonora página blanqueada de arpegios.

 

De Percusiones, publicado por Sial Pigmalión, España, Premio Internacional de Literatura ‘Gustavo Adolfo Bécquer’ 2016

 

 

CARTA DE LA CIUDAD LETRADA AMURALLADA

para Álvaro Morales Torres

La ciudad letrada quiere ser fija e intemporal
como los signos, en oposición constante a la ciudad
real que sólo existe en la Historia y se pliega
a las transformaciones de la sociedad
ÁNGEL RAMA

 

Soy mirada renaciente y cardinal

centrada mirada, geométricamente pura

poder absolutista y ordenación letrada

en el Nuevo Mundo de Colón

Soy visión cerrada y aérea

frente a la mar restallante de las Antillas:

Soy Cartagena de Indias

Soy San Juan

Soy La Habana

Soy Portobello

en mi lenguaje nace el sol de América

lenguaje sin laberintos ni espejos enterrados

Soy el poderío anular y la Historia

Soy relato circular del eterno retorno

tejido epistolar que recorre el continente

   —paradoja renacentista, totalizante

Soy el centro del poder nimbado

monológico, encrático, ejército salvador

Soy iglesia y sentido de las cosas

escucha petrificada y muro de lamentaciones

   —mi voz es filo de la espada colonial

Soy esculpido árbol vertical y luminoso

siego el purpúreo horizonte para inventarlo

Soy metáfora proteiforme y eterna

única piedra filosofal, tablas de la Ley

   —siempre respuesta, deseo realizado

Soy sinécdoque platónica o deífica

parte y totalidad de la memoria imperial

   —memoria signada del azur intacto

Soy el gran Baal, viaje sin ventura

Soy los orígenes de El Dorado de América

preñez mítica de la razón imperial

Soy sacra ciudad agustiniana

divina, en paraísos inconmensurables

   —pagineo del libro de los libros

Soy panacea, tabla de multiplicación

misma ayer y hoy e infinitamente

   —veta o vértebras de oro verdadero

Soy nosotros y tú y yo colectivo

uno y rosa de vientos fabulosos

   —todos los cuerpos, decires y puntos cardinales

Soy piedra lisa, cantante de marginales orillas

muralla sensible y palpitante

creadora de rentables virreinatos de plata y granada

Soy mal transparente en lontananza

adorada asesina idolatrada

   —lanza en el costado, herida ecuménica

Soy comunidad letrada, escrituraria

iglesia de lenguas de fuego y quemadura

libro negro, inquisición purificadora de la existencia

Soy la diferencia abismal

impostergable cadena de legitimidad

   —retorno del eslabón perdido, humano

Soy tronante voz del silencio

poema íntimo de volcán y ceniza

   —todos los puntos continuos, punto final.

 

De Tiresias y su cayado y otros poemas

 

 

 EL SUJETO NOSOTROS

                                                        …he aquí un objeto de malas proporciones
SZYMBORSKA

 

—Queridos míos, lo intuís libidinalmente:

aquel sujeto es poco espeso, improvisado,

y más bien transparente —como nosotros:

 

Una piel delgada y frágil, rosada o negra,

sensual –es verdad, pero nunca caparazón

o casa para aislarse de la guerra o la bondad;

 

Piernas cortas o también largas —sin hablar

de atletas semidioses—, para caminar

por el globo terráqueo sólo sobre dos pies

cansinos, inseguros, tropezadores;

 

Una columna articulada reptiliana

que lo sostiene como torre de aire

o fuego: armadura de jarabe y polvo;

 

Una cabeza instalada en aguja de cuello

bamboleante, como corcho en el agua,

en donde dormitan despiertos deseos de poder;

 

Unas manos vacías de pulgar opuesto

al resto, con las cuales construye infinitos

hacia los cuales viaja sin naos ni puertos;

 

Unos ojos que envejecen como papel periódico

—así sus oídos, atentos a la luz de melodías

y sombras en tinta: con ellos fabrica dioses;

 

Una sexualidad de especie anfibia menor,

reproductora, en veces de juego y fiesta,

a ratos deleitosos, siempre inquisitorial;

 

Una boca palabrera de poco pensamiento

y acciones borradas: alimentadora de gestas,

leyendas y mitos, boca de dioses olvidados.

 

Así, queridos míos, lo sabéis racionalmente:

aquel sujeto es poco espeso, todo natura,

y más bien espejeante —como nosotros.

 

 

Del poemario inédito, Szymborska, Vita Nuova

 

 

CEJA INTERROGADORA

Perdí algunos dioses en el camino de sur a norte,
y también muchos en el camino de este a oeste
SZYMBORSKA

 

Pierdo el camino entre verdes y anaranjados,

polvo y memoria. Me desconsidero.

Me olvido. Y mis ojos invocan palabras

y derroteros. Mis oídos se traicionan

en paisajes de arboledas, hojas o ríos aguas arriba.

¿Quién escucha entre imágenes o voces?

¿Quién se encuentra bajo lluvias torrenciales?

 

Este pasar circular de pérdidas y hallazgos,

¿a dónde conduce? De sombras, puertas cerradas.

De luces, columnas de aire intransitables.

 

Me repaso, retomo lecturas y signos

sin volver las páginas. Me aliso. Me encrespo.

Allí mi piel es estación de furor y misterio.

Directa e indirecta. Corteza delgada,

húmeda de deseos. (In)diferente en esferas

religiosas y políticas.

 

Cuerpo de sentidos tropicales, desorden en geometrías

y conjuntos matemáticos. Abierto al goce

ilimitado; cerrado al paso del tiempo. Simple

enigma metafísico, como una ceja interrogadora.

 

Del poemario inédito, Szymborska, Vita nuova

 

 

CANCIÓN A LA CIUDAD NOCTURNA Y SALSERA

 

Se desatan percusiones broncas y bermejas

y brillos maduros de saxofón y trompetas

(la noche encumbrada se mancha de sombras,

fintas de cuerpos, deseos y miradas fortuitas;

se enciende de luces vivas y agónicas,

y se arquea de placeres delirantes y Dionisos):

ritmos de dos por tres, pasos mágicos

sostenidos en el aire de melodías alquímicas

y agudas: voces que narran historias fugaces

de conquistas y pérdidas liberadoras.

Caderas mulatas aceleran círculos y esferas,

giros en abismos, bocas mordiendo álgebras

y letanías de placer. Sones desquiciantes

pero civilizadores: mi reino por una melodía

del presente espacioso, universal,

afirmación de la existencia: ¡Todo oídos!

Metafísica de la salsa en Olimpo risueño,

Zeus y Venus sedientos de placer y poder

(Pedro navajas danzando con zapatos azules).

 

Del libro Canciones para coros y café suave, Ediciones Dadá, 2020

 

 

Carlos Vasquez-Zawadzki. Estudios de Literatura en Universidades del Valle, Toulouse y Bordeaux. Investigador y académico. Periodista. Editor. Traductor. Director de programas académicos, Decano de la Facultad de Humanidades, Decano de Cultura, Director de la Escuela de Estudios Literarios y Secretario General de la Universidad del Valle. Profesor titular de la misma. Codirector del Festival internacional de Cali y del diario El Pueblo de la misma ciudad. Intervenciones/ invitaciones en Universidades de Francia, Cuba, Italia, U.S.A., España, Canadá, Ecuador y Polonia. Publicaciones, entre otras: Diario para Beatriz, La oreja erótica de Van Gogh, Tercer laberinto –cartografías poéticas, Liberaciones, Sol partido en la naranja, Tiresias y su cayado y otros poemas, Rotaciones, Amares, Percusiones (Premio Internacional de literatura ‘Gustavo Adolfo Bécquer’). Estanislao Zawadzki, Auguste Rodin, pensar con las manos (biografías). Dados circulares, cuentos polifónicos (en colaboración), Un año después (en colaboración), Bocas de agua y fuego (en colaboración), Cartagena de Indias: Territorio Literario (en colaboración), Una tarde impura de verano (narraciones). La abuela perdió un recuerdo, Rafico y su potrillo de mar y La línea soñada del horizonte (relatos para jóvenes). Director, editor de revistas: Poligramas, Caliartes, Plumadas, Ecos. Jurado en concursos literarios a niveles nacional e internacional. Trabajos suyos han sido traducidos al inglés, italiano, francés, hebreo y portugués. Premios en Cuba, España y Colombia.  En la actualidad, Presidente del PEN Colombia de escritores.

 



Compartir