24 Jul 2021

154. POESÍA PERUANA. GIAN PIERRE CODARLUPO

-30 Ene 2021

 

EXIGENCIAS

 

Ya no escribas tus poemas en papeles.

Hazte un favor y ahórrate la pirotecnia.

Tampoco en paredes o máquinas.

Escribe sobre el agua

para que sepas sobre la fragilidad de la palabra.

 

El olvido es un batir de olas,

maremoto de escombros

sobre las ciudades

que erige la memoria.

 

Detén tu escritura he dicho.

Cálmate y en el silencio

encuentra la furia.

 

Desaparece. Escribe y desaparece.

 

 

MANIFIESTO

 

El poema tiene que volverse insoportable,

derribar muros,

toda sombra de temor o de vergüenza

hasta encontrar un sitio

en la incomodidad.

 

Hay que parirlo: sacarle la luz

y esperar a que nos abra los ojos.

 

Yo intenté ser un poema:

cada línea de mi cuerpo

fue una herida.

Estuve hecho de palabras

y nadie leyó vida.

Y nadie le dio muerte.

 

Los poemas también parten.

No sabrás cuál es su destino

y eso debes aprehenderlo.

 

 

OFICIO

 

Escribe Escribe Escribe

que nada aplaque

el sordo latido de tus vísceras,

el poder de tus manos

al destruir una torre de palabras.

 

Escribe y ayúdate a salvarte,

para que nos volvamos

a encontrar en el poema que callamos.

Cuando una sola voz irrumpa en las paredes,

llamándonos,

podamos contestar

que aún no es tarde para observar

las aves que migran hacia el alba.

 

Escribe

y desata de una vez por todas

la lluvia.

 

Tiemblas: has abierto

por segunda vez los ojos

y lo único que ves

es un pantano.

 

 

PERMISO PARA TRABAJAR

 

Busco trabajo entre los peces muertos.

En la luz que parece extinguirse me acechan las gaviotas,

me picotean hasta sacarme los ojos

pero no terminan de devorarme.

Les apesto.

La magnitud de mis palabras

son toneladas y toneladas de desechos.

 

He dicho que busco trabajo.

¿Hay algún puesto para mis huesos

en su soledad?

 

Llueve en el puerto de Burela. Llueve en Galicia.

Las embarcaciones realizan sus habituales descargas.

 

¿Necesita un ayudante para alimentar a las aves?

Ofrezco las lonjas de mi carne,

mi incapacidad para dormir y respirar,

mi incapacidad para vivir y respirar.

 

Busco, finalmente un poema,

un solo poema donde al fin los poetas

puedan encontrar trabajo.

 

 

AL OTRO LADO

 

Recorre la orilla

sin volver la mirada:

después de todo andar se borrarán las huellas.

 

No temas el retorno

pero tiembla ante el olvido.

 

¿Qué significa un nombre encima del agua,

qué trata de decirnos en su ondulado movimiento?

El día se extingue y oculta su palabra.

 

Escribe. No dejes de escribir

que si se acaba el papel

aun quedará la tierra.

 

Escríbeme, hazme volver

de este mi único país

donde ya me asfixia la calma.

 

 

Gian Pierre Codarlupo (Paita, Perú, 1997) Integra el Círculo Literario “Tertulia Cero”. Ha publicado el libro Caída de un pájaro en el mar (Universidad Nacional de Piura, 2018), con el que obtuvo en Primer Premio en el II Concurso Nacional de Cuento y Poesía “Huauco de Oro”. En 2017 fue Mención Honrosa en el X Concurso “El Poeta Joven del Perú”, organizado por la Fundación Marco Antonio Corcuera. Ha participado en distintas ferias y festivales de poesía a nivel nacional e internacional. Es parte del equipo editorial de la Revista Mal de Ojo y de la Editorial Conunhueno. Actualmente radica en Madrid.

 



Compartir