11 Abr 2021

64. POESÍA MEXICANA. NATALIA TOLEDO

-27 Feb 2021

 

XU

 

Zenda’ guendalisaadi’ xisi ma biluza guidube’

ti que zanda guidxiña jñaa ni jñaabida’ rarí’

biasacabe ante gu’yacabe guilate guirá’ yoo xquidxicabe.

Laacabe ne ca xque’tucabe nacacabe

ca bidoola guie ruzuchahui’ yanne’,

huadxihua’ quechu’cabe rarí’

cadi ne cuba xhie’cabe biza’cabe naa la?

 

Lade saa sti’ ca yaga guichahuela’

chin bizuhuacabe ruaa yoo dxi gu’ca’ baduri’ni’

zedanda ridxi le xtiidxa’ yoxhocabe.

 

Niá’ laacabe ndaani’ xiga ra rinaya’ guirá’ xixe’,

ndaani’ni rihuiini yanni lase’ Yube’,

luguiadu richesa chupa nisado’ ni cabidxi laadu.

 

¡Yube’! ¡Yube’! ¡Yubé’!

 

Ti bidunu bigose ridi’dilaaga’ ique lidxe’,

lade xtidxi yechecame zinecame diuxi yati xti’ ca lindaa.

Xibi’xi’ nisadó’ zee ne zeeda

sica lari bixiguí’ di’ba’ xa’na’ xpisudi guie’nu.

 

Nacanu gue’tu’ xti’ ca yudi’.

 

Nacanu ca guzina gudiidxiná’

ne ca guisu biquiiñe’ ma cazi’la’dxi’ lade guixi rii’ ndani,

laaca nacanu guixi.

Nacanu bixé’ caba’qui’ chahui neza xquidxi ni candaana yudé.

 

Nacanu ti yuuba’ ruyaa, ró ne runi saa: ti yuuba’ qui ganna chu’dxi.

Guiruti zuya’ cuaquicabe dechenu layú

ti Guidxiguie’, Guidxiguie’ laa,

guie’ bixhale xu

ná’ ni runiiibi luuna’ ne bá’ xtinu.

Gasti’ ne guiruti gabiá zuché lúnu

ti rindisa’ lúnu neca cundubi bi yoxho

ne zazarunu de ra gutaguná’ nisadó’ laanu.

 

 

TEMBLOR

 

A esta asamblea acudo desmembrada 

pues faltará mi madre y mi abuela 

que se fueron antes de ver las casas de su pueblo tiradas, 

pero ellas y sus muertos son el abalorio en mi cuello,

la presiden porque soy su idioma 

¿qué no ellas me hicieron persona con la masa de su aliento?

 

A través de la música del árbol de guichahuela

sonaja que plantaron en la ventana de mi infancia

 vendrá el eco de sus sonidos antiguos.

 

Las traigo en el vientre de la jícara por donde miro,

en ese vientre está el delgado cuello de la tierra 

nos brincan dos mares que reclaman nuestros cuerpos. 

 

¡Istmo! ¡istmo! ¡istmo! 

 

Pasa un cortejo de zanates sobre el techo de mi casa,

llevan en su canto alegre el adiós de nuestros linderos. 

Olas van y olas vienen

como un fino encaje que llevamos en nuestras enaguas de flores.

 

Somos muertas de estas tierras. 

 

Somos las cocinas comunitarias y sus ollas que descansan 

ya gastadas en los escombros que hemos acumulado,

somos también el escombro,

fantasmas que trazan de nuevo sus calles hambrientas de polvo.

 

Somos un dolor que baila, come y festeja: un dolor que no sabe estar quieto.

Nadie conocerá nuestro rostro vencido, 

porque Juchitán es la tierra de las flores, 

 

de las flores ajadas por la diosa Xu 

que nos mueve desde la tumba de nuestra cuna.

Nada ni nadie nos hará perder el equilibrio 

porque con el rostro a barlovento

seguimos caminando rumbo al mar. 

 

 

LANÍBIDÓ’

 

Nacanu ti bandá’ naduubi’ sti’ bi,

ruaa bi richeza lu xnisanu

rutiidi’ xquibaxubi ladinu,

huaxa cadi nacanu ti daa reza.

Dxi nisadó’ gue’ ca nisa biina’

gúle ti dani zidi galahui’ guie lua’.

Napa’ ti dxumi guidxi guie’ xtiá gan’da’

ne biruba’ xiñá’ quiize’ dxi lanixpidua’ya’.

Zareenia’ ti xigagueta zuchaya’ ndaani’

guendaruxidxi naxhi ne xindxaa candá’ nisadxu’ni alcanfor.

Naa nanna’ xinga guenda bizabi,

xisi napa’ ti lari ro’ raca yoo

ra rusieeche’ cani nadxibalú ruxhague’ doo xpisuude’.

 

 

CUMPLEAÑOS

 

Somos un dibujo terso del viento,

su boca estría nuestras aguas,

la espátula pasa,

pero no somos una superficie rota.

Cuando el mar evaporó mis lágrimas,

una salina nació en el centro de mis ojos.

Tengo una canasta llena de albahaca fresca

y tulipanes para regalar el día de mi cumpleaños,

saldré con mi charola colmada de sonrisas melosas y

dádivas alcanforadas.

Yo sé de orfandades,

pero tengo una carpa en donde hago feliz

a quien se atreve a descorrer la cinta de mi enagua.

 

 

BINNI LIDXE’

Ni guicaa Henrik Norbrandt

 

Rului’ca’ bendabuaa,’

daabi iqueca’ ndaani’ beñe.

Ñualadxe’ zaa canacaya’ bie’que’ ne dxumi xtine’ xa’ña’ yaga:

tobilucha yagaque,

tobi tobi ca bandaga naca ti benda riui’ ne naa diidxa’

xa’ña’ xlaza gubidza.

Riuunda xti’ bigose naca beeu huiini’ xti’ guiiba’ yaga.

Guiranu napanu binni lidxinu

casi ca rapanu biriipi guielunu

ruzutuí ne rusiguuna laanu.

 

 

LA FAMILIA

A Henrik Norbrandt

Siendo camarones,

algunos tienen la cabeza enterrada en el fango.

Preferiría mil veces, dar vueltas con mi canasto alrededor

del árbol, el único árbol,

cada hoja era un pez que me hablaba

bajo las escamas del sol.

El canto de los zanates es la luna menguante del hacha.

Todos tenemos familia,

como todos tenemos orzuelos en los ojos

que nos apenan y nos hacen llorar.

 

 

GUENDANAYECHE’

 

Guiña                                                        Ndaani’ jñaabida’

Larigueela’                                               Ra riree xieque’ ne ra rigani

 

Lari nisa                                                    Beenda’ galaa ique bi

 

Xindxaa                                                 Gunna nexhe’ lu daa

Luuna’ bandaga                                       Ná’ ca muxe’

Bicuugu’ saa                                             Badudxaapa’ zubadxí

Mediu xiga                                                Bisi’ña’ reeche layú

Xhaba badudxaapa’ cubi                        Beelaxiaa

 

 

LA FELICIDAD

 

Baúl                                       Vientre de mi abuela

Sábana                                    Embestida y silencio

Toalla                                      Serpiente en la cabeza del viento

Regalos                                    Dádiva sobre el petate

Enramada                                 La mano de los muxes

Estrado                                     Novia postrada

Son de cooperación                 Tepalcate sobre el suelo

Vestido de novia                      Carne de plumas

 

 

XNEZA NI RUUYA’DO’

 

Ana panda bieque guluaa ique’ ndaani’ ruba

ti cadi gusiaandacabe naa.

Naga’chi’ ritahua’ gueta naxubi ruaa

ti guichagana’ya’ nguiiu yooxho’.

Gudxite’ xubaana’ bi’cu’ ne biziide’ gusiguiee’.

Xa’na’ mexa’ bidó’ gudahua’ dxita bígu bidxi

de ra bibidxi’ guidiruaa’.

So’pe’ bicaa xiguidxa’ tiniyaala*  xtinne’ ne binite’ lade saa xhiame.

Guirá xquendaxheela’ biaba nisaguie

 

runi bindiee’ ndaani’ guisu guendaró.

Bichuga’ ca guielua’ ne ti gudxiu ne bixuxhe’ lu  xtuí.

Paraa chi guidxiñu’ naa ya’ pa guirá gueela’

rugaanda’ ti lu doo aju ra guse’ ne ti gamixa’ dxa’ zidi

xti’ xa xtiua’ya’ ni bisiaca xiiñi’ca gunaa benda.

*Tinniyaala. Sugerencia para hule.

 

 

EL CAMINO DEL VIDENTE

 

Cuántas veces metí la cabeza en el corazón del tenate

 

para que no me olvidaran.

A escondidas comí tortillas de boca torcida

para casarme con hombre viejo.

Jugué la cola del perro y me hice mentirosa.

Bajo la mesa de los santos comí huevo de tortuga seco

y deshidraté mis labios.

El zopilote hechizó mi resortera porque me perdí en la danza de su vuelo.

En todas mis bodas llovió porque lamí con antelación el sartén de la comida.

Corté mis ojos en un envite de cuchillos

 

para rebanar el ojo de la vergüenza.

Cómo te ibas a acercar a mí si todas las noches

colgué un mecate de ajos en mi dormitorio

y en mi ventana una camisa llena de sal

de mi tío que embarazaba sirenas.

 

 

Natalia Toledo (1967), Juchitán, Oaxaca. Egresada de la Escuela General de Escritores Mexicanos (SOGEM). Premio Nacional de Literatura “Nezahualcóyotl” por su libro: Guie’ yaase’ (Olivo negro), 2004. Ha sido becaria del FONCA y del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Sus poemas y cuentos han sido traducidos al mixe, chinanteco, mixteco, maya, inglés, italiano, francés, vietnamita, esloveno, alemán, griego, chino, punjab y euskera, en antologías y revistas en México y el extranjero. Algunos de sus libros son: Deche biotope (El dorso del cangrejo), Almadía 2016, ΜΑΥΡΟ ΛΙΟΔΕΝΤΡΟ, Ediciones Gavrielidis, Atenas, Grecia, 2014, Guie’ beñe (Flor de pantano), Antología personal, Instituto Oaxaqueño de Cultura, 2005, Guie’ yaaase’(Olivo negro), Culturas Populares y Conaculta. 2004, Ca gunaa gubidxa, ca gunaa guiiba’ risaca (Mujeres de sol, mujeres de oro), Instituto Oaxaqueño de Cultura, 2002, Traducción de Fábulas de Esopo al zapoteco, Calamus, 2014, Ba’du’ qui ñapa luuna’ (El niño que no tuvo cama), Colección Alas y raíces, Conaculta, 2013, Dxiidxa’ xti’ lexu ne gueu’ (El Conejo y El Coyote), FCE, 2008, Guendaguti ñee sisi (La muerte pies ligeros), FCE, 2005, entre otras.

 



Compartir