03 Feb 2023

403. POESÍA CUBANA. LIYANIS GONZÁLEZ PADRÓN

-07 Mar 2022

 

LA ETERNIDAD

 

Has vuelto con las mismas manos

con tu olor a insecto

sobre el girasol cicatrizado

antes del tajo

 

Traes el pasado que enciende la tristeza

 

Los ojos acusadores de una sombra

 

El misterio hueco de la alquimia

—deshecho en tus dedos—

para sostener los diluvios

 

 

FIN DE LA NOCHE

 

Detrás de la muerte

hay figuras ordenadas

 

Historias de humo en los espejos

 

Un asombroso fuego

en la ilusión de los círculos,

de tu vientre al lecho

abrasado por un dios estéril

 

Es el fin de la noche

de lluvia adormecida

en el nacimiento del hijo

inasible

y tan cerca de tu sangre

 

 

TRIBULACIÓN

 

Allí queda mi fuga

Teñida la víspera

en la tempestad del vaso que envejece

 

Ala que sale del pecho

hinchada del viento, de la luz

del océano a la página

 

En la garra del vuelo

 

En las manos de la noche que quema

 

 

EL MAR ME NOMBRA detrás de la marea

 

La misma humedad en la otra orilla

 

El mismo golpe de silencios

en el filo del cuerpo que atrae arenas

 

Vestigios de borrasca

                 Sombra

                        Arrecife

 

Alquimia de coral

en el bajel de mis naufragios

 

Poemas de Cofre de alquimias (2008)

 

 

CELEBRACIÓN

 

Sueñas

que despiertas en otra ciudad

 

Registras la madrugada

sin que nada impida tu desvelo

 

Sueñas que tienes una patria

que alguien se alegra por ti

por tu semblante

por tu acento

por tu corazón limpio

tu prudencia

 

Repites tu nombre

con un vértigo de murciélago

como quien va a colgarse

antes de morir

y besas con veneración la cruz

que te regaló el abuelo

 

Haces lo que nunca, jamás

y casi siempre has hecho

—sueñas la ciudad en que te sueñas—

 

Es una ciudad carnívora,

aúlla dentro de la casa

 

Sabes que sueñas lo que sueñas

para que no te rodee con sus garras

otra ciudad que despierte

y celebre

el mismo sueño antes que tú

 

 

UN SECRETO NO BASTA

 

No he de mostrarme al mundo

 

Una vida sofocante

y de súbita sordera

se abre fuera del tiempo

del que nada conozco

 

Sostengo:

la ignorancia puede parecerse

a una lapa nocturna

a un campo de gravilla

donde se planta un árbol

con la raíz al aire

y sin aire

 

Nadie sabrá

que he previsto el ruido de mis blasfemias

que de mi muchacha hice el engaño sutil

de la Revolución más alta

 

No tengo que cambiarme el color

o el lenguaje animal

para que en la carne

me habiten los infiernos

 

Seré yo quien llore sobre mi tumba

 

Casi anochece

 

Un secreto no basta

 

Un poco de luz, sí.

 

Poemas de Bajo la dulce agonía de la piedra (2019)

 

 

UN BLUES PARA EL OTOÑO

 

Hay un silencio grande

 

He despertado

y estoy frente a una puerta

 

Voy a tientas por la casa

 

Hablo con la casa

mientras descubro

el oscuro espacio

donde abro otra puerta

 

El silencio es grande

y es sordo

 

Sobre el sofá un disco de Ma Rainey

es un espectro que me acecha

 

He puesto el tocadiscos,

la aguja gira sobre Run away Blues

 

Estoy sola

y está sola la casa

 

Escucho a Ma Rainey

Escucho a Ma Rainey

 

Afuera el viento anuncia

el devenir de un cambio de estación

bajo un farol moribundo

 

He cerrado las puertas

 

Aunque el sol brille en la mañana

con ese blues

se quedará el otoño

 

Poema inédito (2022)

 

 

Liyanis González Padrón (Cuba). Poeta, profesora de literatura, coautora de textos educativos y examinadora académica internacional. Publicaciones: Estaciones de sombra (2005), Cofre de alquimias (2008), Cambios de nombre (2012), Papeles nocturnos (2016) y Bajo la dulce agonía de la piedra (2019). También colaboró con el libro de crónicas fotográficas “Mujer, todos somos una”, junto al reportero Francisco Magallón de Televisión Española y patrocinado por ACNUR, España 2017. Algunos de sus poemas han sido traducidos al inglés, francés, portugués, italiano y taiwanés; y publicados en prestigiosas revistas de América y Europa.

 



Compartir