30 May 2024

161. POESÍA ITALIANA. VITO DAVOLI

-13 Abr 2024

 Serie: From Salamanca

 

Curaduría: Alfredo Pérez Alencart

 

Los poemas que siguen se denominan Ejercicios de Realismo Terminal y son una selección – inédita y exclusiva para NUEVA YORK POETRY Magazine – del próximo libro en el que está trabajando el autor que tendrá título Tanto vale chiamarle Apocalissi (Más vale llamarlas Apocalipsis), de próxima publicación y aquí en vista previa absoluta tanto en italiano como en español.

El Realismo Terminal es un movimiento y una corriente poética fundada por el poeta y candidato Premio Nobel de Literatura 2021, Guido Oldani, amigo y mentor del poeta.

 

 

EJERCICIOS DE REALISMO TERMINAL
de Tanto vale chiamarle Apocalissi

 

 

PENDOLARE

 

accatastati i ricordi pendolari

in un vagone in piedi o al tavolino

rilassati provo a osservare

 

spio ogni finestrino che non so fermare

mentre passa in stazione chiassoso e furibondo

un momento

 

il tempo di rendermi conto

in quale angolo si isola l’anima

a mangiarsi le unghie

 

 

VIAJERO

 

apilados los recuerdos viajeros

en un vagón de pie o en la mesita

relajados trato de observar

 

miro cada ventana que no puedo parar

mientras pasa por la estación ruidoso y furibondo

un momento

 

el tiempo de darme cuenta

en qué rincón se aísla el alma

a comerse las uñas

 

 


 

RECUPERARE

 

parola d’ordine: recuperare

la differenziata o le proprie radici

il proprio tempo in una pausa pranzo

la propria storia e gli altri fogli bianchi

 

recuperare anche gli errori

le intenzioni e l’audacia

quei percorsi quei bivii mai scelti

quattro legne da farne carbone

 

e riaccendere il fuoco

 

 

RECUPERAR

 

la contraseña es: recuperar

la recogida selectiva o cada uno sus raíces

su proprio tiempo en una pausa pa’ el almuerzo

su propria historia y otras hojas blancas

 

recuperar incluso los errores

las intenciones igual que la audacia

esas rutas, encrucijadas nunca elegidas

cuatro maderas para hacer carbón

 

y reavivar el fuego

 

 


 

LO CHEF

 

A Guido Oldani

 

ti sono così grato

che non raccoglierò la stella Michelin

che hai appena gettato

preferisco accompagnarti in cucina

o, meglio, attenderti al tavolo

 

 

EL CHEF

 

A Guido Oldani 

 

te estoy tan agradecido

que no voy a recoger la estrella Michelin

que acabas de tirar

prefiero acompañarte a la cocina

o, mejor, esperarte en la mesa

 

 


 

LA CONFEZIONE

 

anche lo stormo dei gabbiani

somiglia a una catasta liquida di esuli

che s’allontanano dal mare.

 

c’è talmente poco spazio qui

che sebbene lambiscano altezze inarrivate

se non sul ciglio dei palazzi a Sud

 

quasi tolgono aria. Non è rimasto spazio neanche a loro

il senso estremo della libertà

è chiuso sottovuoto

 

sotto la lingua d’alluminio della confezione.

 

 

EL ENVASE

 

incluso la bandada de gaviotas

se ve pila líquida de exiliados

que se alejan del mar.

 

hay tan muy poco espacio aquí

que aunque rozen alturas inalcanzadas

si no al borde de palacios del Sur

 

casi quitan el aire. Ni para ellas se le queda espacio

el sentido extremo de libertad

está cerrado al vacío

 

bajo la lengüeta de aluminio del envase.

 

 


 

SOLLEONE

 

come pomodori essiccati al solleone

conservo i tuoi baci

i seni tuoi acerbi e generosi

il tuo corpo di mandorle e orzata

 

in ogni vento fresco dell’autunno nuovo

in ogni prima pioggia di rosolio

in ogni estate che saluto a viso basso

in ogni giglio angelico.

 

in ogni grigio addio

mascherato con la stretta di mano

 

 

SOLAZO

 

como tomates secos al solazo

guardo tus besos

tus senos inmaduros, generosos

y tu cuerpo de almendras y horchata

 

en cada viento fresco del otoño nuevo

cada primera lluvia de roselio

cada verano que saludo a cara baja

en cada lirio angelical.

 

en cada gris adiós

enmascarado con el apretón de manos

 

 


 

UN ABBRACCIO

 

chiassoso il traffico di mezzogiorno

mi fa compagnia distrattamente

la città e il sole urlano senza suoni

solo la coda dell’occhio li avverte

ho tolto l’audio: è bisogno di pace

necessità di disintossicarsi

come mettere il mute alla tivvù

lasciarla lì a fare quello che vuole

mentre alle braccia aperte mi abbandono

fingendo di cadere in un abbraccio

anche lì prima o poi soffocherò

 

 

UN ABRAZO

 

ruidoso el tráfico del mediodía

me hace compañía distraídamente

la ciudad y el sol gritan sin sonido

solo el rabillo del ojo los advierte

quité el audio: es paz la que se extraña

necesidad de desintoxicarse

cómo poner la televisión muda

dejarla hacer lo que le da la gana

mientras que me abandono en los brazos abiertos

fingiendo caer dentro de un abrazo

incluso allí, tarde o temprano, ahogaré

 

 


 

PUNTI CARDINALI

 

forse è il clima che cambia e ci sta addosso

come un sacchetto di plastica stretto

peggio, come cellophane aderente

 

ma io ho il quinto mio punto cardinale

c’è sempre, dentro e fuori la città

 

il mare, il pertugio nella plastica

l’unico punto dove non mi perdo

e torno a respirare

 

 

PUNTOS CARDINALES

 

es el clima quizas que cambia y va a por nosotros

como una bolsa de plástico apretada

peor, como celofán adherente

 

pero tengo mi quinto punto cardinal

hay siempre, hay dentro y fuera la ciudad

 

el mar, la grieta en aquel plástico

el único lugar adonde no me pierdo

y vuelvo a respirar

 

 


 

APOCALISSI

 

se non siamo pazienti già in degenza

siamo visitatori in coda silenziosi

stivati dentro il piccolo ascensore

a galleggiare fra liquami di pensieri

come resti di polpa nel tetrapak:

a ognuno il suo (ri)piano ed il reparto giusto

dove provare ancora la capacità

di sfidare il dolore a viso aperto

e tenerlo lontano ancora un po’.

tanto vale chiamarle apocalissi.

 

 

APOCALIPSIS

 

si no somos pacientes ya en estancia

somos visitantes en cola silenciosos

estibados en el pequeño ascensor

flotando entre purines de pensamientos

como restos de pulpa en el tetrapak:

a cada uno su estante y la sala correcta

donde probar de nuevo la capacidad

de desafiar el dolor de frente

y tenerlo alejado un poco más.

más vale llamarlas apocalipsis.

 

 


 

Vito Davoli (Bari, 1973), poeta, escritor, crítico literario, traductor y diseñador. Licenciado en Literatura clásica con una tesis sobre epigrafia griega. Redactor de la prestigiosa revista literaria «La Vallisa», una de las más longevas revistas literarias italianas, por la que cuida también el blog www.lavallisa.it, redes sociales y web. Periodista regional y nacional en los 90, hasta hoy. Sus poemas, escritos y artículos están publicadas en periódicos, revistas y antologías italianas y internacionales. Tiene publicado el poemario Contraddizioni (Edición Leucó, Molfetta, 2001; segunda edición de 2021 con lecturas criticas) que recibió numerosos consensos: sobre su poesía intervinieron Giorgio Barberi Squarotti, Domenico Cara, Mauro Dentone, Fabio Dainotti, Daniele Giancane, Marco Ignazio de Santis, Angelo Lippo, Beppe Costa, Marco Cinque, Gianni Antonio Palumbo y otros. Fundó y editó la joven revista Pubblicazioni Letterariæ junto con Daniele Giancane con quien también organizó y editó el colectivo de cuentos Surrealia. Señales del Más Allá y otros relatos, recientemente traducido al español por Carolina La Rosa Montilla y Jorge Ledezma. En 2022 cura, junto a Beppe Costa, la antología internacional D’amori, di delitti, di passioni que recoge intervenciones de poetas de todo el mundo y el mismo Costa lo invita a curar la serie Indediti Rari e Diversi, fundada y editada por Costa junto a Dario Bellezza hasta su muerte. En 2022 publicó su segundo poemario Carne e sangue (Tabula Fati, 2022) y coordina su blog https://vitodavoli.blogspot.com/. Davoli participó en el XXVI Encuentro de Poetas Iberoamericanos de Salamanca.



Compartir