24 Jun 2024

515. POESÍA PERUANA. GABRIEL GARGUREVICH PAZOS

-19 May 2024

 

NYPR Director’s DeskTOP

presenta a

Gabriel Gargurevich Pazos:

Serpiente Underground y Pogo en el bosque.

 

 

 

Curaduría: Marisa Russo 

 

 

COMO TODOS

 

Buscando un pequeño romance en el infinito de tus ojos azules verdes

La selva me envuelve

Buscando un pequeño romance en los pliegues del dolor que se retuerce en los poros del infinito

De la Amazonía 

Destapando granadas en mi estómago

Ante los aplausos de la platea

Que se degüella

La platea

La gente

Se degüella

Y yo reviento

Como todos

 

Arrastrando los pies / jugando con el lenguaje / pintando la arcilla / bebiendo murciélagos / partiéndome en dos / sudando gimiendo riendo llorando arrastrando los pies corriendo alrededor del sol que excita a los mosquitos que salen disparados de los poros del infinito de la Amazonía:  

 

Soy yo

 

Gimiendo en la sala / cortándote la piel / emprendiendo la huida / pintando la arcilla dándole forma al dolor / despellejándote en vivo crucificándote resucitando llorando como Magdalena jugando a ser Dios lanzándote al vacío volviéndote mosquito entrando en mi oreja llegando al orgasmo:

Eres tú

 

Mostrándome el pequeño romance en el infinito de las almas de las plantas que forman tu aliento

Artidoro Chujandama

 

Eres tú

 

Y tu padre Aquilino familia pantera árbol

Frutos revelan el verdadero amor

Te expulsan del paraíso

Para entrar a otro rastrillador de espalda

Infierno paraíso infierno paraíso revelador de totalidades

El amor de las plantas

Sus dientes filudos

Rastrillan tu espalda

Y la mía

Y la de

La platea

La gente

Se degüella

Y yo reviento

Como todos

 

 

DIA DE SILENCIO

 

Me quieren desaparecer

Día de silencio

 

¿Me dejarás al menos una pluma para cruzar el río?

¿Me devolverás el saludo?

 

De chico parecía un perro sarnoso

En la cancha de fulbito

Ellos levantaban a sus perros

Les tapaban los ojos

Al verme llegar

Con espuma en la boca 

Les tapaban los ojos

A sus perros

Yo corría con mis botas

Como si me hubiesen cogido con unas pinzas

Para colocarme en el centro del ritual de la amistad

Habiendo estado en el fuego

 

El sol aparece dentro de mi cabeza

Ilumina lo que hay afuera

Día de silencio

 

Me quieres desaparecer

Cruzaré el río encima de una pluma

El sol en mi cabeza

La justicia de mi lado

Proclamaré la independencia

Me tiraré del caballo

Directo al hoyo principal del morro

Donde está la maquinaría

Que mueve la tierra

Saldré como quien salta de una ballena

Desde lo alto lanzaré una bomba

 

Bailaré sobre tu tumba

Dentro de mi tumba

Y mi corazón se marchitará

Con la luz del centro de la tierra

Reirás mientras camino en zancos por la cueva

Del centro de la tierra

Reirás al escuchar mi zapateo

Seguirás riendo

Con sangre en las encías

Lamiendo un chuchillo

Mientras los sabios nos miran desde el Olimpo

 

Amigas

Amigos

Bienaventurados sean

Duerman con corona de espinas

Conviértanse en arañas

Sigan tejiendo alrededor de sus órganos vitales

Sus pechos palpitantes

Sensuales

Voluptuosos

Cuadrados

Sus sonrisas de mostaza y kétchup

Sus pasos etílicos

Sus miradas de odio

Hombres y Mujeres de las tablas de Moisés

No matarás

Dirán con la sangre helada  

No robarás

Dirán con un pedazo de carne embolsado en la boca

No mentirás

Dirán con la sonrisa cosida a las orejas

 

Yo no te traicioné Magdalena

No conoces mi historia

Por favor reconstruye mi ciudad

Y bendíceme porque eres:

Todopoderoso

Todopoderosa

¡Hey Tú!

¿Esto es poesía?

¿O lo escribí muy rápido?

¿Es conforme señor notario?

Hola ¿Estás ahí?

 

Me agacho y miro por debajo de la puerta:

 

Una inmensa y espesa telaraña

 

 

GUSANOS EN EL AIRE

  

¿Cuánto dura la felicidad si se muere cada día?

Camino sobre un piano

Multicolores teclas

Me ahorcan

Y me llevan al sol

Para lavar mi cuerpo

Que se estrella en el barro

En posición fetal

 

Me alimento de gusanos vigorosos

Se estrellan contra el cielo

Los que deciden vagabundear

Los otros cierran los ojos

Y se esparcen como la música del sol

Que se une con el viento

Volvemos a viajar

 

En estas idas y venidas nos preguntamos

¿Cuánto dura la felicidad si se muere cada día?

Las libélulas indican el camino

Las sombras vivientes dan el impulso

De navegar con teclas aladas

Que se sumergen en los cráneos

De las salas de juego multicolores

Y nos volvemos blasfemos

Inmunes al dolor

Que sangra con el sol

Y el viento

Unidos

Me alimento de alimañas testarudas

Que no cesan en su intento musical

Sus acordes estremecen la tierra

Llena de gusanos que salen a respirar

Luego se hunden en el sol resplandeciente

De esta ciudad moribunda

Inmune el dolor

 

La vez que te vi venir yo me fui con ellos

Y con ellas

Máscaras macabras que suben por el ascensor

De mi garganta que no deja de gritar

Con esa dulce voz heredada de mis padres

Gusanos de oro que me dan de beber la tierra

Las plantas comestibles y paganas

Se estiran como chicles en el circo de la felicidad

 

¿Cuánto dura la felicidad si se muere cada día?

En las idas y venidas de los aviones repletos de gente

Dispuesta a morir para ganarse un pedazo de cielo

Despedazado por luciérnagas cargadas de láser

Que nos crucifican en el altar

Donde los tiburones mandan

Y te condenan al mar

Inmune a los vaivenes de los huesos amurallados

Que se traspapelan en un sembrío

De actores sin párpados

Dispuestos a matar

Para ganarse un pedazo de cielo

 

 

Tierra bendita

Que ahoga y sana

Que ahoga y sana

En los confines del aburrimiento

 


 

Pogo en el bosque

 

 

A EXPENSAS DEL BOSQUE

 

Entonces decidí seguir senderos de árboles simétricos

Monjes impartiendo bendiciones

Luces que desintegran la vereda por la que camino descalzo  

Pétalos sagrados besos de árboles tristes cenicientos

 

Regreso al bosque soñando fugas de cielos que abrazan

Y reparto soledades como monedas sagradas

Que se entierran en las raíces de amores ocultos

El precio a pagar por una vida seca

 

Que renace contra el viento corpóreo multiplicador de almas

Donde amarro a falta de cuerpos mis venas liberadas

En el aire melancólico feliz

Que acaricia la traición la locura y la orfandad  

 

De los vasos a medio tomar

Del tabaco a medio fumar

De la cena que se va por la borda de un barco oasis fantasmal

Que pasa por el bosque citadino al son de una sinfonía olivar

 

Los rostros resplandecen de tristeza

En las columnas talladas de un palacio virreinal para decapitados

Por las dagas del amor que se marchita

Como los olivos que nadie mira en el suelo

 

Y las setas acogen con ternura  

A los corazones sangrantes en fuga

De pechos santos mientras la ciudad dormía

Y yo soñaba caminando con los pies ampollados

 

A expensas del bosque contorneado por la niebla que sale de mi pecho

Olvidado Mendigo Callejero

Adicto a los placeres metafísicos de muelles coloridos holográficos

Cuyo rechinar salta de la caja musical

 

Los payasos llevan tacones y labios de mujer

Caminan como yo todo torcido inexistente

Nadie soy yo

Un tronco es un ojo cuya

lágrima me fosiliza

Y en el amanecer revivo

 

 

LAS LLAVES DEL CIELO

 

Cruces y clavos me persiguen

Pero yo ya morí por ustedes

Aspirando humos negros

Echando luz de mis poros

Transformándolos en la mejor versión de ustedes mismos

 

Con una sonrisa obscena en el rostro Muero por la humanidad

Por mi propio bienestar y salud mental

Egoístamente

Así que asesíname y disfruta

El sol que saldrá de mi pecho  

 

DAR Y TOMAR

DAR Y TOMAR

 

Aíslate de los posibles disparos

Toma la jaqueca del otro Cocina pensando en la salud de tu familia

Astíllate la mano manipulando lampas

Empatiza

Como mínimo deja el lugar mejor de como lo encontraste

 

Muere para que el otro no tenga que sufrir

Llévalo al mar manejando por la carretera como Tarzán

Envía Amor con tu Aliento Luminoso y Oxidado

Caminemos por la orilla

Oh Padre

Que el agua nos llegue a la cintura

Riámonos de las corrientes Cárgame

Absorbe mi cinismo

Mi soberbia de adulto

Y dame el impulso para atravesar nadando el atardecer

Otra vez

Oh Padre

Tráeme chocolates triangulares

Otra vez

Oh Padre

Déjame besar tu frente

Yo sufriré por ti

Con la pureza de un niño

 

 

Gabriel Gargurevich Pazos (Lima, 1975). Es periodista y escritor. Ha sido coeditor de la sección Política del diario La República y periodista de la sección Sociedad de ese diario, así como editor de la revista de modas Para Ti Perú. Fue periodista y subeditor de la revista Cosas Perú por siete años. Colabora con el suplemento El Cultural del diario El País de Uruguay. Fue compositor, guitarrista y vocalista de la banda nacional El Ghetto. Estudió en la Universidad de Lima para ser bachiller en Ciencias de la Comunicación. Enseñó un taller de entrevistas en la Universidad de Ciencias Aplicadas (UPC) y fue guionista, generador de contenidos y coach en el programa “Oh! Diosas, de Plus TV. En noviembre del 2015, presentó su primer libro, 8 Mujeres. Retratos de peruanas que encontraron el éxito (y el poder), con Penguin Random House, donde se incluyen los entretelones de la famosa entrevista que le hiciera a Nadine Heredia. Condujo programas de entrevistas, como Punto G, y La Contra, en RTV. Es cofundador, conductor e investigador en ¡Arriba el Agro! Escribió y publicó un libro de poesía titulado Serpiente Underground, cuyo prólogo estuvo a cargo del reconocido poeta Roger Santivañez. En mayo de este año lanzará su primera novela, con Perú Tambo Editores (sello La Strada). Prepara un segundo libro de poesía. Su primera novela se tituló Más de la cuenta (sello La Strada). Su segundo libro de poesía, Pogo en el bosque, se publicará este año.

 

 


Compartir